Menú

Maduro vuelve a advertir de un golpe de Estado: ahora será el jueves

El chavista advierte de golpes en su contra cada cierto tiempo sin aportar pruebas. Ahora cree que será el jueves en la marcha de la oposición.

0

La manía persecutoria de Nicolás Maduro no tiene límite y es una costumbre desde que asumió la presidencia: advertir de movimientos en su contra, acciones realizadas desde el exterior, y posibles golpes de Estado que finalmente nunca llegan. En todos los casos promete aportar pruebas que nunca llegan.

Esta vez tiene una nueva fecha: el jueves 1 de septiembre, el mismo día en que la oposición ha convocado una marcha para exigir que el proceso de revocatoria se acelere ante la total pasividad del Consejo Nacional Electoral (CNE). La idea de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) es que la manifestación se convierta en una de las más multitudinarias de la historia reciente del país para hacer un claro llamamiento al mundo sobre lo que está ocurriendo en Venezuela.

Ahora Maduro acusó directamente al partido del opositor preso Leopoldo López y al que pertenece Yon Goicoechea, dirigente detenido este lunes por las fuerza de seguridad chavistas acusado de portar detonantes para explosivos. En un acto realizado este martes con algunos de sus seguidores, dijo que "el partido Voluntad Popular, que lo denuncio, es el partido de la violencia golpista, está metido en el golpe de Estado del 1 de septiembre". Además, acusó a López de ser "un agente de la CIA, entrenado en Harvard durante 10 años, agente orgánico de los Estados Unidos".

También aprovechó para seguir lanzado amenazas y agregó que "todo el que se coma la luz va a ir preso, sea quien sea, así se lo anuncio a los factores del fascismo, del golpismo y de la violencia política". Señaló que los dirigentes de VP "son capaces de todo" pues no tienen ética ni límites y anunció que en el chavismo "se acabó la inocencia" por lo que actuará, desde el Gobierno, contra ese supuesto golpe de Estado "antes, durante y después de las fechas anunciadas" por la oposición a la que califica de "fascista".

Las acusaciones de Maduro van más allá. Según su versión, se han detenido a "personajes" con explosivos C4 y uniformes de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) para "matar a sus propios militantes de la oposición". "Uno de ellos tenía un plan para canales internacionales de noticias, montarse en un lugar donde hubiera una masacre y aparecieran uniformados de la GNB matando a un grupo de personas, y transmitirlos al mundo (...) y decir 'Maduro mandó a matar a la oposición pacífica'", dijo.

Más acoso y detenciones

Mientras Maduro sigue amenazando, sus fuerzas de seguridad mantienen su acoso a la oposición y apenas un día después de la detención de Goicoechea, el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) ha hecho lo propio con Carlos Melo, miembro de la dirección nacional de Avanzada Progresista.

De hecho, este mismo lunes Melo anunció a través de su cuenta de Twitter lo que podría ocurrir: " Me ha llamado mucha gente diciéndome que el Sebin va a detenerme no sé por qué y que sembrarán armas en mi casa". El dirigente señaló también que parecía un "rumor", aunque ya este martes se confirmó.

El secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, también reaccionó: "Ya no se trata solamente de lo que le hicieron a Daniel Ceballos, ya no se trata solamente de la autodetención ilegal del alcalde Warner Jiménez, ya no se trata solamente de la bárbara detención de Yon Goicoechea (...) hoy además se llevaron preso al dirigente de Avanzada Progresista, Carlos Melo".

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios