Menú

Santos y Timochenko firman su tratado de paz con un "balígrafo"

El presidente y el terrorista culminaron así un proceso de cuatro años. Timochenko pidió perdón en un largo discurso en el que también lanzó críticas.

0

Juan Manuel Santos, y el líder terrorista de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Rodrigo Echeverri Londoño, alias Timochenko sellaron este lunes el acuerdo cerrado en agosto tras cuatro años de negociaciones en La Habana. Ambos estamparon sus firmas en el texto pactado durante una ceremonia realizada en la ciudad colombiana de Cartagena.

Frente a las murallas de la caribeña Cartagena de Indias, Santos y Timochenko anunciaron ante unos 2.500 invitados, entre ellos el rey Juan Carlos y quince gobernantes, la paz. "Al terminar este conflicto, termina el último y el más viejo conflicto armado del Hemisferio Occidental. ¡Por eso celebra la región y celebra el planeta!, porque hay una guerra menos en el mundo y es la de Colombia", afirmó un Santos vestido de blanco. El acto central tuvo lugar cuando las dos partes firmaron la paz con un "balígrafo", balas convertidas en bolígrafos para la ocasión.

Santos prefiere un acuerdo imperfecto

El presidente de Colombia comenzó por dar la bienvenida a las FARC a la democracia y celebró su paso a partido político: "Señor Rodrigo Londoño y miembros de las FARC: hoy, cuando emprenden su camino de regreso a la sociedad; cuando comienzan su tránsito a convertirse en un movimiento político, sin armas; siguiendo las reglas de justicia, verdad y reparación contenidas en el Acuerdo, como Jefe de Estado, de la patria que todos amamos, les doy la bienvenida a la democracia".

El jefe de Estado enfatizó que "cesó la horrible noche de la violencia" que ha cubierto al país "con su sombra por más de medio siglo" y subrayó que "llega el día con todas sus promesas". Indicó además que el acuerdo suscrito es "algo más que el acuerdo entre un Gobierno y una guerrilla para terminar un conflicto armado". "Lo que firmamos hoy es una declaración del pueblo colombiano ante el mundo de que nos cansamos de la guerra, de que no aceptamos la violencia como medio para defender las ideas; de que decimos fuerte y claro: no más guerra", añadió Santos.

También manifestó su rechazo a la violencia: "Lo que firmamos hoy es una declaración del pueblo colombiano ante el mundo de que nos cansamos de la guerra, de que no aceptamos la violencia como medio para defender las ideas". Dijo además que "prefiero un acuerdo imperfecto que salve vidas a una guerra perfecta que siga provocando muertes".

Timochenko y su mitin particular

En su turno, el líder terrorista aprovechó el momento para realizar un auténtico mitin y lanzar diversos mensajes, muchos de ellos posiblemente dirigidos a sus seguidores terroristas. "Que nadie dude que vamos hacia la política sin armas, preparémonos todos para desarmar las mentes y los corazones", sostuvo Timochenko.

Para que ello sea posible, dijo que será necesario que el pueblo colombiano se convierta "en el principal garante de la materialización de todo lo pactado" y también aprovechó para lanzar una advertencia a Santos: "Nosotros vamos a cumplir y esperamos que el Gobierno cumpla. Nuestra satisfacción es enorme al ver que el acuerdo de paz es referente". En este sentido, dijo que el tratado de paz es "también una victoria de la sociedad colombiana en su conjunto y de la comunidad internacional".

En un punto de su discurso, Timochenko pidió perdón a "todas las víctimas del conflicto" y por "todo el daño" que hayan "podido causar en esta guerra". "Hoy estamos en una nueva era de reconciliación y construcción de paz", agregó el líder terrorista que pidió que los colombianos se preparen "para desarmar la mente y los corazones".

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios