Menú

El Papa recibe a Nicolás Maduro en plena oleada violenta del chavismo

El papa Francisco ha recibido este lunes al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en una audiencia privada en el Vaticano.

LD/Agencias
0
El Papa recibe a Nicolás Maduro en plena oleada violenta del chavismo
Maduro recibiendo la bendición papal | Presidencia de la República Bolivariana de Venezuela

En plena oleada de violencia y sólo un día después del asalto de la Asamblea venezolana, Maduro ha sido recibido en audiencia privada por Francisco.

La Santa Sede confirmó que el encuentro se llevó a cabo "en el marco de la preocupante situación de crisis política, social y económica que el país está atravesando y que está teniendo graves repercusiones en la vida cotidiana de toda la población", según el comunicado del Vaticano del que se hace eco Efe.

"De esta manera, el Papa (...) ha deseado continuar ofreciendo su contribución a favor de la institucionalidad del país y ayudar a resolver las cuestiones pendientes y a crear mayor confianza entre las partes", explicó el Vaticano en la nota.

La Santa Sede también afirmó que el papa "ha invitado a emprender con valentía el camino del diálogo sincero y constructivo, para aliviar el sufrimiento de la gente, en primer lugar de los pobres, y promover un clima de renovada cohesión social, que permita mirar con esperanza al futuro de la nación".

Esta audiencia privada se produce después de que en junio de 2015 el presidente venezolano suspendiera su visita al Vaticano, luego de que "por recomendación médica" se le prohibiera viajar en avión. Entonces, Maduro explicó durante una videoconferencia transmitida por la televisión estatal VTV que los médicos le habían obligado a quedarse "en descanso" y que por ello cancelaba su viaje a Roma.

El mandatario interrumpía entonces su visita el mismo día que la oposición venezolana comenzaba una vigilia en varias ciudades del país para pedir al papa Francisco que en el encuentro con Maduro del día siguiente intercediera en la crisis venezolana.

Finalmente, el encuentro ha coincidido con la paralización del revocatorio la pasada semana y con episodios de violencia cada vez más frecuentes, de los que el asalto al parlamento de este domingo es el ejemplo más llamativo, y se produce un mes después de que la oposición venezolana pidiese al Santo Padre que mediase en la situación en su país.

Quejas de la oposición

La alianza opositora venezolana Mesa de la Unidad Democrática (MUD) ha respondido al encuentro exigiendo que el diálogo con el Gobierno anunciado esta tarde por el representante del papa, Emil Paul Tscherrig, debe ser público y celebrarse en Caracas y no en Margarita, como había indicado el enviado papal.

En un comunicado, la MUD ha recalcado que cualquier proceso de diálogo debe tener "cuatro objetivos fundamentales: respeto al derecho al voto, libertad para los presos políticos y regreso de los exiliados, atención a las víctimas de la crisis humanitaria y respeto a la autonomía de los poderes".

Tscherrig anunció este lunes el inicio de las conversaciones entre el Gobierno y MUD el próximo 30 de octubre en Isla Margarita, en base a los acuerdos logrados con ambas partes en las reuniones exploratorias.

Según el comunicado difundido varias horas después de ese anuncio por la alianza opositora, la presencia del Vaticano en el proceso constituye "un triunfo" ya que, recuerda, fue esa coalición la que propuso la incorporación de la Santa Sede en el proceso de mediación.

"Que la presencia del representante del papa en Venezuela se produzca precisamente cuando el régimen secuestra judicialmente el referendo revocatorio y cuando los grupos violentos del oficialismo asaltan salvajemente el Palacio Legislativo nos da fuerza y respaldo en esta nueva fase de la lucha", indica la nota.

Asimismo, asegura que la invitación del papa "al encuentro y el diálogo es un escenario más" de su "lucha por la restitución del hilo constitucional y de la democracia en Venezuela".

En este sentido, ratifica el respaldo a la sesión mañana, martes, de la Asamblea Nacional que debatirá la actuación del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro y reitera la convocatoria a la llamada "Toma de Venezuela" el próximo miércoles.

En el anuncio de comienzo del diálogo realizado hoy por el enviado papal estuvieron presentes el exjefe del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, junto a los expresidentes de Panamá, Martín Torrijos y de República Dominicana Leonel Fernández, como representantes de la comisión internacional auspiciada por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

También asistieron el secretario de la MUD, Jesús Torrealba, y por el sector chavista el alcalde del municipio caraqueño de Libertador, Jorge Rodríguez y el diputado Elías Jaua.

El anuncio, sin embargo, cogió por sorpresa a algunos líderes opositores como el dos veces candidato a la Presidencia e impulsor del referendo revocatorio Henrique Capriles, que afirmó haberse enterado "por la televisión" de este inicio del diálogo, aunque aclaró que la oposición atenderá a la llamada de la iglesia.

Comentó que el representante del papa sostuvo una conversación con la oposición y otra con el Gobierno de Maduro por separado y que de esos encuentros surgió el anuncio de hoy que, aseguró, no está apegado a la realidad.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios