Menú

Parte de la oposición suspende la marcha contra Maduro a petición de la Iglesia

El inicio del diálogo en Venezuela ha provocado la suspensión de la marcha del jueves contra Maduro. Según la oposición, fue a petición de la Iglesia.

MHH (Iberoamérica/Agencias)
0
Parte de la oposición suspende la marcha contra Maduro a petición de la Iglesia
Jesús Torrealba y Henry Ramos Allup, líderes de la oposición. | EFE

La situación en Venezuela parece haber cambiado de tono. Parte de la oposición –la que ha aceptado sentarse en la mesa de diálogo con el chavismo– ha suspendido este martes la marcha que había convocado para el jueves 3 de noviembre hasta el Palacio de Miraflores, sede del Gobierno de Nicolás Maduro, a petición de la Iglesia católica local y el Vaticano.

Según el presidente del Parlamento, el opositor Henry Ramos Allup, "la Conferencia Episcopal, el propio cardenal (Jorge) Urosa, y el Vaticano nos ha pedido (...) que los eventos y marchas programados para el próximo jueves de parte y parte, sean suspendidos y nosotros creemos que es sensato acatar a fin de evitar cualquier choque, cualquier confrontación". Esta decisión pretende, además, evitar "la contaminación de este proceso que hemos llamado inicio del diálogo", agregó.

Ramos Allup aseguró que la alianza opositora de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) no teme el coste "político" de tomar esta decisión porque "las direcciones políticas tienen que asumir con coraje las decisiones, y todas las decisiones políticas tienen un coste". En este momento "las personas percibirán como mucho más responsable hablar claramente y tomar decisiones claramente que andar elusivamente (eludir) inventando pretextos", indicó.

Pospuesto el debate contra Maduro

Poco antes de esta decisión, el Parlamento acordó posponer "por unos días" el debate previsto para determinar la responsabilidad política de Maduro en lo que considera la "ruptura del hilo constitucional" en el país.

Al inicio de la sesión, el diputado Julio Borges, jefe de la mayoritaria fracción opositora, pidió diferir los dos puntos previstos hoy de debate "dado el hecho de que en las últimas horas el Vaticano ha entrado formalmente para intervenir en la crisis constitucional y democrática del país".

Por otra parte, el diputado Freddy Guevara, del partido del opositor encarcelado Leopoldo López, Voluntad Popular –que no participa en la mesa de diálogo– consideró necesario que lo que llamó "juicio" parlamentario a Maduro continúe en breve, pero manifestó su respeto a la decisión de la "mayoría" de los opositores.

Machado pide seguir con la agenda

Una de las que no parece estar de acuerdo con el inicio del diálogo –y lo que esto ha traído– es María Corina Machado. La exdiputada señaló que el Parlamento debe cumplir su palabra, es decir declarar el abandono del cargo y destituir a Maduro.

Además, el partido que ella lidera, Vente Venezuela, emitió un comunicado este martes en el que apunta que el diálogo, tal y como ha sido planteado, no está dotado de las condiciones que éste requiere y exige que para que tenga resultados debe tener mediadores confiables, representantes legítimos y una agenda completa y pública.

También pide que la agenda de la oposición se mantenga, como la marcha prevista para el jueves hacia la sede presidencial del Palacio de Miraflores, algo que la Mesa de la Unidad Democrática ha decidido cancelar por las nuevas circunstancias y según ellos, a petición de la Iglesia venezolana y el Vaticano.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios