Menú

Santos y Timochenko firman un nuevo acuerdo sin lograr el consenso prometido

El presidente de Colombia y el líder terrorista volvieron a encontrarse para firmar un nuevo acuerdo de paz, después del fracaso del primer intento.  

MHH (Iberoamérica/Agencias)
0
Juan Manuel Santos y el terrorista Timochenko. | EFE

Juan Manuel Santos, y el jefe máximo de los terroristas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Rodrigo Londoño, alias Timochenko, firmaron este jueves en el Teatro Colón de Bogotá el nuevo acuerdo de paz, después de que el primer texto fuera rechazado por la mayoría de colombianos el pasado 2 de octubre.

Como ocurrió en el primer acto de firma que se celebró en Cartagena de Indias el 27 de septiembre, el jefe de Estado y el terrorista utilizaron para la firma un "balígrafo", bolígrafo fabricado con un casquillo de bala de fusil.

Esta vez, la puesta en escena tuvo la presencia de unos 800 invitados, aunque sin una gran representación internacional como ocurrió en Cartagena a donde se trasladaron decenas de representantes de países. Aquel día fueron invitadas unas 2.500 personas, entre ellos el rey Juan Carlos y quince gobernantes.

En su declaración ofrecida durante el acto de firma, Santos dijo que "hoy hemos firmado, aquí en este escenario histórico, ante el país y ante el mundo, un nuevo acuerdo de paz con las FARC. El definitivo, el acuerdo del Teatro Colón". Además, anunció que convocará "a todos los partidos, a todos los sectores de la sociedad a que participen, contribuyan y logremos así un gran acuerdo nacional para la implementación de la paz".

Sectores en contra

Pese a la promesa de Santos de que este acuerdo tendría el consenso de todos los sectores del país, el nuevo documento no ha logrado contentar a todos en Colombia y aunque tuvo contacto con los que promovieron el "no" –como Álvaro Uribe y Andrés Pastrana– muchos de los puntos que ellos reclamaban no han sido tomados en cuenta.

El expresidente Uribe señaló que "hay temas sumamente graves, se mantiene la impunidad prácticamente igual como estaba en el primer acuerdo; se mantiene el narcotráfico como delito conexo al delito político; la única salida que se le da a las Fuerzas Armadas es la de acudir al tribunal de las FARC a reconocer delitos aun no cometidos para poder encontrar su libertad". Por eso, tampoco se ha mostrado de acuerdo que el texto sólo sea aprobado por el Congreso: "Se debe acudir a la refrendación popular, bien sea de todo el acuerdo o por lo menos de esos temas sensibles sobre los cuales no hay acuerdo".

Por su parte, Pastrana dijo que "se mantiene la esencia antidemocrática del pacto original" ya que "los elementos fundamentales negados en las urnas están intactos" por lo que agregó que Santos "contraviene así una resolución judicial que le ordena respetar la voluntad de la mayoría y conferirle un efecto jurídico al 'no'".

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco