Menú

El chavismo proclama su propia victoria en medio de la abstención y denuncias de fraude

La jornada electoral en Venezuela estuvo marcada por irregularidades y una clara abstención. El candidato opositor desconoció los resultados.  

0
El chavismo proclama su propia victoria en medio de la abstención y denuncias de fraude
Maduro celebra ante sus seguidores. | EFE

Todo lo ocurrido este domingo en Venezuela estaba ya previsto desde hace varias semanas: el resultado anunciado por la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, la baja participación prevista por la oposición, el desconocimiento de los resultados por la oposición y la comunidad internacional, y finalmente unas palabras de Nicolás Maduro, llenas de agresividad, burla y arrogancia, es decir, tres condimentos acostumbrados en sus discursos.

Las imágenes de la jornada electoral confirmaron la baja participación de los venezolanos. Muchos de ellos decidieron responder al llamamiento a la abstención realizada por las fuerzas opositoras para así mostrar el desconocimiento de unos resultados cuyos datos ya estaban preparados de manera anticipada. Sin embargo, los datos del CNE apuntaron a una participación del 48%, una cifra muy mayor al 12% señalado por algunos sectores de la oposición.

De hecho, parte de la oposición venezolana, reunida en el Frente Amplio Venezuela Libre, aseguró que la participación no llegó al 30%. "Hemos tenido equipos en todo el país(...) le podemos decir con toda responsabilidad a Venezuela que la participación en esa farsa electoral no llegó al 30 %", aseguró en rueda de prensa Juan Pablo Guanipa, portavoz del Frente, coalición a la que pertenece también la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y desde la que se llamó a la abstención por considerar que los comicios no son transparentes.

En cuanto a los resultados electorales, en el reporte, Lucena dijo que Maduro había resultado ganador con 5.823.728 votos, es decir 67,7%, frente a los 1.820.552 votos de Henri Falcón y los 925.042 de Javier Bertucci.

Poco antes, ya Falcón –exchavista y exgobernador del Estado Lara– había señalado que desconocería los resultados ante la inmensa cantidad de denuncias de irregularidades en varias zonas del país: "El proceso tiene serios cuestionamientos de nuestra parte (...) y sin duda alguna el proceso carece de legitimidad y nosotros desconocemos este proceso electoral categóricamente". El candidato de Avanzada Progresista agregó que "Para nosotros no hubo elecciones, hay que hacer nuevas elecciones en Venezuela, no es un planteamiento lo que venimos a hacer, venimos a hacer un reclamo" y propuso octubre como un mes en el que se podría repetir el proceso electoral.

También tuvo palabras críticas contra algunos líderes de la oposición por pedir a los venezolanos que no acudan a las urnas: "Esa propuesta ha dejado atrás una posibilidad extraordinaria" y dijo que con menos votos había más posibilidades de manipulación por parte del régimen.

Maduro mantiene su discurso

Pocos minutos después de que se hicieran públicos los resultados oficiales, Maduro se dirigió a sus electores con el principal objetivo de atacar a sus rivales: "Quedó grogui", dijo en una clara alusión a Falcón después de ser declarado vencedor.

Mientras seguía con sus ataques a los opositores y a Falcón –al que cambió de apellido para llamarlo "Falsón"– volvió a mencionar el diálogo, el mismo que se encargó de boicotear en los últimos meses. Además dijo que "han triunfado la paz y la democracia en esta jornada histórica de la patria. Celebramos junto al pueblo este nuevo comienzo para conducir la patria hacia la prosperidad definitiva. ¡Sigamos juntos librando las nuevas batallas!".

Denuncias de fraude

Durante la jornada, el candidato Javier Bertucci elevó a más de 1.400 las denuncias por irregularidades electorales, "todas documentadas", la mayoría de ellas relacionadas con la cercanía de los "puntos rojos", las zonas de proselitismo político chavista, a los centros de votación.

Los "puntos rojos" son zonas que tradicionalmente dispone el régimen chavista el día de las elecciones muy cerca de los colegios electorales para informar sobre cómo votar por sus candidatos. La oposición también los relaciona con las denuncias de compra de votos a través de los "carnet de la patria".

Zapatero, otro protagonista

El que tampoco pasó desapercibido fue José Luis Rodríguez Zapatero. El expresidente del Gobierno llegó a mostrar su disconformidad con la posición de la Unión Europa de desconocer las presidenciales de este domingo. Dijo que dicha postura "nos abre un factor de gran riesgo para una inestabilidad.

Además, fue abucheado a la salida de un centro de votación en la zona de Chacao, en Caracas, que visitó en calidad de observador durante las elecciones presidenciales. Ante las fuertes palabras de los venezolanos, se vio obligado a subir a su coche y salir del lugar.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios