Menú

Venezuela y la crisis energética: sin luz, sin agua y desesperación en hospitales

La nueva crisis desatada por falta de luz en Venezuela trae desesperación en la población y enormes problemas en diversos servicios.

0
Venezuela y la crisis energética: sin luz, sin agua y desesperación en hospitales
Varias ciudades de Venezuela sin luz. | EFE

Venezuela pasa uno de los momentos humanitarios más difíciles de su historia más reciente a causa de un corte de luz generalizado en varias ciudades del país que ha dejado a millones sin electricidad. Esto ha generado también problemas en el servicio de agua, de comunicaciones, de transporte y también en diversos hospitales donde el personal médico hace esfuerzos para salvar vidas.

Mientras esto ocurre, al régimen de Nicolás Maduro no se le ocurre otra cosa que seguir con su misma estrategia: culpar a agentes externos de sus problemas. El chavista ha denunciado el uso de tecnología puntera de EEUU para desatar una "guerra eléctrica" con ataques a más de 150 subestaciones eléctricas del país que atribuye a "infiltrados" de la ultraderecha. Es decir, el mismo discurso del chavismo desde hace 20 años para justificar el desastre económico, político, social y energético en Venezuela.

Este corte de energía eléctrica ha mostrado la desesperación de millones en las calles en búsqueda de energía para cargar sus móviles y tener comunicación, o para acudir a centros médicos y hospitales donde hay un claro desabastecimiento de medicinas. Como ejemplo, la agencia EFE visitó al menos siete centros de salud de Caracas en los que cuatro de ellos tenían sus puertas de la emergencia cerradas, pese a que tenían a pacientes esperando en la calle solicitando ingreso.

Además de eso, el sistema de transporte es escaso y los venezolanos temen salir a las calles cuando llega la noche por miedo a la delincuencia y ante un panorama totalmente desolador.

En algunas ciudades, como Maracaibo, las temperaturas en marzo de 2019 llegan a los 35 grados. Por eso, lo que muchos hacen en esa localidad y en otras tantas, es buscar hielo para conservar así sus alimentos que se estropean ante la falta de energía para sus neveras. En caso de que logren encontrar algún establecimiento con hielo o cualquier otro producto de primera necesidad, deben comprarlo en efectivo ya que los sistemas informáticos para las tarjetas también están fuera de servicio. Lo hacen con dólares o euros, porque en bolívares es casi imposible. Los precios, como es de esperar, están por las nubes.

Además de la situación, lo que más preocupa es la desesperación de los venezolanos que no saben cuándo acabará todo esto. En declaraciones al diario El Nacional, un hombre dice que "no hay esperanzas. No sabemos nada, no nos dicen nada. Cada quien se empieza a preparar por si esto se prolonga por más tiempo".

Por si fuera poco, habitantes que salieron este sábado por la noche a protestar, denunciaron una fuerte represión por parte de miembros de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y colectivos chavistas. Esto ocurrió, según El Nacional, en la localidad de Tucupido, en el estado Guárico. En otras localidades del país, también muchos ciudadanos salieron a mostrar su indignación ante una situación que el régimen no logra solucionar desde hace varios días.

La situación no parece tener solución y los venezolanos intentan sobrevivir a una crisis sin precedentes mientras miles de toneladas de ayuda humanitaria siguen bloqueadas por el régimen de Maduro. El presidente interino Juan Guaidó ya anunció nuevas movilizaciones para mantener la presión y seguir recibiendo apoyos en busca de alternativas en Venezuela.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco