Menú

"Los que hoy son senadores en Colombia violaban niños en las FARC"

Víctimas de las FARC denuncian las torturas sexuales a las que les sometieron los cabecillas que hoy se sientan en el Senado de Colombia.

0

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Testimonios de las víctimas de las FARC Es la Mañana de Federico
Víctimas de las FARC denuncian las torturas sexuales a las que les sometieron los cabecillas que hoy se sientan en el Senado de Colombia.
Escalofriante testimonio de las víctimas de las FARC

Me secuestraron con 7 años y me reclutaron dentro de las FARC. Fui sometida a violaciones, abusada sexualmente y me practicaron un aborto forzado.

A una compañera le rajaron el vientre cuando descubrieron que estaba embarazada y dejaron morir al bebé y a mi compañera.

Tengo cuatro hermanos desaparecidos dentro de las FARC; uno lo mataron hace 4 años. También secuestraron a un hijo mío en 2016.

Si yo no puedo manifestar mi indignación porque en mi país quien hace las leyes es un señor que según las víctimas de las FARC llamaban "tornillo" porque violaba niños, entonces me están pidiendo que deje de ser periodista.

Estos son sólo algunos de los testimonios que han dejado en Es la Mañana de Federico en esRadio dos mujeres valientes: Vanessa Vallejo, periodista perseguida judicialmente en Colombia por denunciar los crímenes sexuales de las FARC cometidos por uno de sus cabecillas, Carlos Lozada –hoy senador en Colombia gracias a los acuerdos de Santos–; y Lorena Murcia, una de esas mujeres que sufrieron la violencia y abusos de los terroristas de las FARC y que preside la Corporación Rosa Blanca de víctimas de estos delincuentes.

La historia que cuentan ambas es desgarradora, reflejo de una realidad de abusos, violencia y maltrato que la Colombia de Santos pretende enterrar. Tanto es así que una de estas mujeres, la periodista Vanessa Vallejo, recibió un fallo judicial antes incluso de enterarse de que había sido procesada, y todo por dar voz a las víctimas de las FARC. Concretamente, víctimas del que hoy es el senador Carlos Lozada, cabecilla de las FARC convertido en legislador, con crímenes de sangre y violencia sexual contra niños y niñas a sus espaldas.

Vanessa Vallejo lo denunció en una columna hace unas semanas. La tituló "Los violadores que son honorables congresistas en Colombia" y recogía "algunas de las acusaciones hechas por asociaciones de víctimas de las FARC sobre delitos sexuales contra menores reclutados en la guerrilla", explicaba Vallejo a Es la Mañana de Federico en esRadio.

En particular Vallejo centraba su columna en Carlos Antonio Lozada, acusado por la Corporación Rosa Blanca –que aglutina a 1.200 niñas que fueron secuestradas por las FARC– de violar también a niños varones, lo que le valió el alias de Tornillo.

vanessa-vallejo-entrevista1.png
Vanessa Vallejo

Esta periodista, que se ha tenido que refugiar en EEUU, recordaba que el actual senador Carlos Lozada está buscado por el departamento de Estado de EEUU y que se ofrece una recompensa a quien lo entregue o entregue información sobre él. Además de estar acusado de violar niños, se le considera el responsable del atentado contra el exministro del Interior y Justicia Fenando Londoño Hoyos, que se saldó con la muerte de dos personas y otras 50 heridos.

Poco después de la publicación del mencionado artículo, Vallejo se enteró de que el senador le había interpuesto "una tutela" ante el juez, y que habían fallado en su contra, sin siquiera dejar que se defendiese: "No me permitieron dar mi versión ni defenderme. De hecho, me enteré de que tenía un proceso legal en mi contra cuando el juez ya había emitido el fallo. Ni siquiera se me notificó formalmente". Además, denunciaba que el fallo "parecía un panfleto comunista en el que prácticamente me prohibieron opinar sobre los asuntos fundamentales de mi país".

carlos-antonio-lozada-senador-terrorista
Carlos Antonio Lozada. En la imagen de la izquierda, ya senador en Colomba. En la derecha, durante una asamblea en las FARC

Además de este fallo judicial, Vallejo ha recibido amenazas y presiones de distinto calibre por denunciar todo aquello que el mal llamado proceso de paz patrocinado por Santos ha querido sepultar: "Claro que tengo miedo. Me estoy enfrentando a un delincuente que cuenta con todos los millones de las FARC y que además tiene la justicia de su lado. Este señor manejaba los grupos urbanos de la guerrilla de las FARC en Bogotá, donde yo residía y donde reside mi familia. Si le pasa algo a mi familia a él no le va a pasar nada", se lamentaba.

Por último, esta periodista colombiana reflexionaba resignada que a asesinos como Lozada no les duele que le llamen asesinos, "porque lo son y siguen reivindicando la lucha armada. Se sienten orgullosos de ser guerrilleros. Pero que les acusen de violar a niños y niñas… eso es diferente".

Lorena Murcia

Más desgarrador aun es el testimonio que dejó también en Es la Mañana de Federico Lorena Murcia, que fue secuestrada por las FARC a la edad de 10 años y pudo huir del grupo terrorista poco antes de cumplir los 17. Actualmente preside la Corporación Rosa Blanca, que recoge los testimonios de víctimas de violaciones de las FARC para que no queden impunes tras el manto de silencio que impuso el proceso de Santos.

"Fuimos sometidas siendo muy niñas y la única esperanza que tenemos es que todo el mundo se entere de las atrocidades que vivimos y que toda la gente conozca que eso pasó" porque, lamentablemente en Colombia "nunca ha habido paz, nunca ha pasado nada, creo que ahora lo que está pasando es una burla a las víctimas".

Murcia recuerda que en todo el proceso de blanqueamiento de los asesinos de las FARC hasta convertirlos en congresistas y senadores no se trató los crímenes sexuales, las violaciones sistemáticas a menores y las brutalidades a las que sometieron a niños y niñas en los campamentos terroristas en la selva. Murcia denuncia que "Santos buscó cubrir a las FARC; nunca fueron tratados los abusos sexuales en los acuerdos ni antes ni después de los acuerdos". Por eso ahora, ellas, sus víctimas, están tratando de sacar a la luz estas torturas y violaciones.

Para esta víctima "son crímenes de lesa humanidad", que comprenden el secuestro y el abuso de niños y niñas, abortos forzados, asesinatos y violencia sistemática. Un infierno al que fueron sometidas y que de momento siguen impunes.

Murcia fue "abusada sexualmente, tuve un aborto forzado. En las FARC se vivían muchas torturas porque las mujeres se quedaban embarazadas. Descubrieron a una compañera que estaba embarazada poco antes de dar a luz. Fue torturada, le rajaron el vientre, le sacaron a su hijo y dejaron morir a los dos".

Lo lamentable, dice Murcia, es que "aquí en Colombia hemos agotado todas las instancias para denunciar, pero lamentablemente gracias al proceso de paz que hizo Santos y que le entregó todas las cosas a nuestros victimarios, nuestros violadores, pues gracias a eso hay total impunidad, estamos en esta tarea de conseguir todo, relatar todos los informes y los testimonios de mujeres víctimas de abuso sexual para poderlos presentar". Dado que en Colombia nadie parece hacerles caso han decidido intentar llevar estos delitos a "la Corte Penal Internacional para denunciar estos crímenes de lesa humanidad cometidos contra nosotros dentro de las FARC".

Las explicaciones de Lozada

Recientemente, en un programa de radio televisada, Vanessa Vallejo tuvo oportunidad de intercambiar opiniones con el propio Lozada quien una y otra vez pedía que se respetase la presunción de inocencia antes de emitir un juicio sobre su pasado en las FARC. Tanto Vanessa como otros de los invitados a la tertulia recordaban que las investigaciones abiertas por la fiscalía son "muy importantes" por el número de mujeres, y que han denunciado las violaciones a niños en el seno de las FARC por parte de los cabecillas, "incluido contra usted, Carlos Lozada", a lo que el actual senador señalaba que "todos tenemos derecho a la presunción de inocencia y sólo les pido que esperemos a que exista un fallo judicial". Por su parte, Vallejo ironizó señalando que las denuncias contra él son explícitas y "de todos es conocido en Colombia que" cometió abusos a niños en la guerrilla. "Es como si me dicen que porque no hay un fallo judicial no podemos llamar asesino a un guardia de un campo de concentración nazi", sentenció Vallejo.

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios