Menú

Un senador brasileño, herido de bala al intentar reventar una protesta policial con una retroexcavadora

El senador brasileño Cid Gomes resultó herido este miércoles al recibir dos disparos de arma de fuego durante una protesta de policías.

0

Cid Gomes, de 56 años y hermano del excandidato presidencial laborista Ciro Gomes, está estable en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) tras el ataque ocurrido en la ciudad de Sobral (Ceará), en medio de una revuelta policial que ha abierto una crisis de seguridad en Ceará.

El suceso se produjo cuando el parlamentario, arropado por una multitud, conducía una retroexcavadora y arremetió contra un grupo de supuestos agentes que bloqueaban la entrada a un batallón policial del municipio.

En un vídeo divulgado en redes sociales, se observa cómo el grupo de supuestos agentes encapuchados que le impiden el paso empieza a lanzar objetos contra el vehículo. En un determinado momento, se escucha el sonido de unos disparos y se ve cómo se rompen los cristales de la retroexcavadora en la que estaba montado Cid Gomes.

Según el Hospital del Corazón, donde está ingresado, ambos proyectiles le impactaron en el pecho. Uno de ellos entró y salió de su cuerpo, pero el otro se quedó en el pulmón, por lo que tuvo que ser intervenido para su retirada.

El parlamentario presenta una "buena evolución clínica", está "lúcido" y respira "sin ayuda de aparatos", aunque aún no tiene previsión de alta médica, señalo el hospital en un boletín.

Por su parte, Ciro Gomes informó en sus redes sociales que su hermano fue "víctima de dos tiros de arma de fuego" efectuados por "policías militarizados amotinados y enmascarados", aunque remarcó que el senador no corre "riesgo de muerte". "Espero serenamente, aunque lleno de rabia, que las autoridades responsables presenten a los marginales que intentaron este homicidio bárbaro y sean sometidos a la penas de la ley", escribió Ciro Gomes, quien además de candidato presidencial fue también gobernador de Ceará.

La asesoría informó en un primer momento de que el senador había sido herido por balas de goma, pero poco después envió a los medios de comunicación otra nota en la que afirmaba que fue tiroteado por arma de fuego.

Los policías militarizados, que en Brasil tienen estatus militar y tienen prohibido constitucionalmente hacer huelga, exigen desde finales del año pasado en Ceará una subida en sus sueldos.

Temas

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios