Menú

México desafía la tendencia de la región y prefiere tomar medidas "caso por caso"

Varios países de Iberoamérica han prohibido vuelos desde Europa y China. México prefiero no hacerlo pese al aumento de casos.

0

En su comparecencia diaria para informar sobre los últimos datos sobre el Coronavirus, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud de México, Hugo López-Gatell, anunció que suman ya 26 casos confirmados de coronavirus, de los que 11 se reportaron en las últimas 24 horas, por lo que ya se considera en "transición" hacia la fase 2, que contempla una dispersión comunitaria y cientos de contagios.

Sin embargo, el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador aún no considera algunas medidas como la prohibición de los vuelos provenientes de Europa, como ya han hecho países como Argentina, Colombia y Perú, o la cancelación de todos los eventos masivos. Lo que quiere el gobierno mexicano es analizar "caso por caso" y "hora por hora".

Hace dos días, López-Gatell dijo que el Ejecutivo no considera restringir vuelos hacia el país o cerrar fronteras y puertos por la pandemia y apuntó que estas medidas no se justifican ya que no existe evidencia científica que demuestre que así se contenga un brote epidémico. "No pretende, ni piensa hacer, restringir los viajes internacionales hacia México, ni cerrar fronteras, ni puertos marítimos", declaró.

López Obrador aclaró que todas las decisiones que se van a tomar en cuanto a la epidemia tendrán como referencia las indicaciones de los técnicos, de los médicos y de los científicos. "Aquí nada de política, es lo que los señores nos indiquen porque luego por cuestiones políticas o se minimiza o se exagera, entonces vamos a hacer lo que nos recomienden los especialistas", apuntó.

López-Gatell también reveló este sábado que se reunirá con autoridades educativas e instituciones públicas y privadas para analizar las siguientes medidas al advertir que la situación podría evolucionar en las próximas horas. "Mañana (por este domingo) vamos a formalizar lo que anuncio en este momento, que es la recomendación de la autoridad sanitaria, la Secretaría de Salud, de que todas las entidades públicas y privadas suspendan sus servicios no esenciales que implican una relación al público: seminarios, clases, foros", informó.

Al agregar que hay 105 casos sospechosos por confirmarse, las autoridades de salud detallaron que, de los 26 contagiados oficiales, seis han estado hospitalizados, pero que la mayoría presenta síntomas leves.

Preguntado por la prensa, López-Gatell reconoció que este viernes se detectó el primer contagio de un paciente a su madre en territorio mexicano, por lo que sería el primer caso "asociado de importación", pero con características que aún se consideran parte del escenario 1.

Durante esta jornada, se registró el primer caso en Quintana Roo y también en Yucatán, estados del sureste del país conocidos por ser atractivos turísticos. Entre los casos de alto perfil confirmados este viernes destacó el del presidente del Consejo de Administración de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), Jaime Ruiz Sacristán, quien dio positivo a la prueba del COVID-19, pero sin presentar síntomas.

Pese a este panorama, el funcionario federal insistió en que no hay condiciones para cancelar todos los eventos masivos porque podría afectarse la economía de las familias. "Lo que nos detiene es que estas intervenciones tienen consecuencias negativas sobre la sociedad, sobre la economía familiar. Si no estuvieran esas consecuencias, lo deseable desde el punto de vista de la protección de la salud pública, sería simple y llanamente cancelar los eventos", admitió López-Gatell.

El subsecretario también argumentó que aún no puede declararse una emergencia sanitaria a nivel nacional, como lo hicieron este viernes Estados Unidos y algunos países latinoamericanos.

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios