Menú

López Obrador vuelve a encender la polémica: viaja a Sinaloa y saluda a la madre del Chapo Guzmán

El presidente de México ha generado un nuevo revuelo al saludar a la madre del Chapo Guzmán durante su visita al estado de Sinaloa.

0

Mientras sigue siendo centro de las críticas por su lentitud ante la crisis del coronavirus, Andrés Manuel López Obrador volvió a levantar la polémica en México. Durante su visita a Sinaloa, en el municipio Badiraguato, se encontraba a bordo de una camioneta la madre de el Chapo, María Consuelo Loera Pérez, a la se acercó a saludar.

"Te saludo, no te bajes", afirma en el breve intercambio, que concluye con López Obrador asegurando: "Ya recibí tu carta". "Que le vaya muy bien", le dice la mujer a López Obrador, quien a su vez termina siendo interceptado por un hombre que asegura ser abogado de Guzmán, según se muestra en el vídeo difundido en redes.

Las imágenes han causado revuelo porque en el pasado Loera intentó comunicarse con López Obrador, quien en febrero le ofreció ayuda para tramitar una visa humanitaria que le permitiera visitar al capo en Estados Unidos, donde cumple una condena a cadena perpetua desde julio pasado.

La polémica se agudizó porque fuentes policiales estiman que el 29 de marzo es el cumpleaños de Ovidio Guzmán, hijo del Chapo al que las autoridades mexicanas intentaron capturar en un fallido operativo el pasado 17 de octubre, cuando el Cártel de Sinaloa desató la violencia en Culiacán para exigir, y lograr, su liberación.

Justifica el saludo

Ya este lunes, López Obrador justificó su saludo a la madre del narcotraficante alegando que es una mujer que "merece todo el respeto" y que solo quiere visitar a su hijo en Estados Unidos.

El presidente mexicano explicó en su rueda de prensa de este lunes que le explicaron durante la visita que en la zona vivía la madre de el Chapo y que quería saludarle. También informó de que en la carta la mujer pide ver a su hijo –"no se quiere morir sin verlo"– y confirmó que solicitará a la Embajada que realice las gestiones oportunas.

"A veces le tengo que dar la mano, porque es mi trabajo, a delincuentes de cuello blanco que no han perdido su respetabilidad, cómo no se la voy a dar a una señora", señaló López Obrador, al alegar que "la peste funesta es la corrupción y no un adulto mayor". En este sentido, negó que exista complicidad alguna, sino "una situación humanitaria". El presidente criticó a quienes, desde el "conservadurismo", afean su encuentro sin tener en cuenta que en el pasado otros gobiernos negociaron con el Chapo.

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios