Menú

Brasil registra sus primeras muertes en favelas y el ministro de Sanidad busca dialogar con narcos y milicias

La situación del coronavirus en Brasil es la más grave de la región con más de 800 muertos. Ya se han registrado las primeras muertes en las favelas.

0
La situación del coronavirus en Brasil es la más grave de la región con más de 800 muertos. Ya se han registrado las primeras muertes en las favelas.
Imagen de la favela Rocinha en Río de Janeiro. | EFE

Las autoridades de Río de Janeiro confirmaron este miércoles que seis personas murieron a causa del coronavirus en las favelas de la ciudad. Ahí la situación es considerada muy preocupante por la alta densidad de población en estas barriadas y sus elevadas carencias sanitarias. Los datos del censo realizado en 2010 señalan que estas zonas cuentan con unos 11,5 millones de personas. En Brasil, a este jueves por la mañana, se han registrado 826 muertes por el COVID-19 con 16,275 casos positivos.

Al menos dos personas murieron víctimas del coronavirus en Rocinha, la mayor favela de Río de Janeiro, otras dos en Vigario Geral, una en Manguinhos y otra en Maré, un extenso conjunto de barriadas pobres en la zona norte de la ciudad, según un boletín divulgado por la secretaría regional de Salud.

Ante esta situación, el ministro de Sanidad de Brasil, Luiz Henrique Mandetta –que ha mostrado sus discrepancias públicas con Jair Bolsonaro por su estrategia para combatir la pandemia– señaló que deben comenzar a hacer otro tipo de trabajo con esas zonas desfavorecidas.

Por eso, Mandetta dijo que "tenemos que entender la cultura, la dinámica. Tenemos que entender que son áreas donde el estado muchas veces está ausente, que quien manda allí es el narcotráfico, que quien manda allí son las milicias".

Además, se preguntó: "¿Cómo construir ese puente con la vida, con la salud? Dialogando, sí, con el tráfico, con la milicia, porque ellos también son seres humanos y precisan colaborar, ayudar, participar", añadió.

Las discrepancias entre Bolsonaro y Mandetta surgieron cuando el ministro apoyó públicamente las medidas de cuarentena decretadas por algunos gobernadores estatales, lo que siempre ha cuestionado Bolsonaro, al considerar que tales políticas de aislamiento paralizan la economía.

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios