Menú

El Congreso de Perú destituye al presidente Vizcarra y coloca al país en una grave crisis política

El presidente ya había superado un intento de vacancia en septiembre. Esta vez, el Congreso logró destituirlo a sólo cinco meses de las elecciones.

0
El presidente ya había superado un intento de vacancia en septiembre. Esta vez, el Congreso logró destituirlo a sólo cinco meses de las elecciones.
El presidente Martín Vizcarra, al frente del Congreso. | EFE

El pasado mes de septiembre, el Congreso de Perú celebró una sesión para un proceso de vacancia y destitución del presidente Martín Vizcarra por unos audios presentados por uno de los congresistas y en los que hablaba de un personaje contratado durante su mandato por un ministerio supuestamente de manera irregular. En aquella ocasión, Vizcarra fue al Congreso a defenderse y finalmente los que impulsaron ese proceso no lograron los votos suficientes.

Apenas dos meses después, el Perú ha sido testigo de un proceso casi idéntico, esta vez por unas declaraciones entregadas por un candidato a colaborador eficaz que lo involucraba en un supuesto caso de corrupción cuando era gobernador de la región Moquegua. Sin embargo, esta vez, este mismo Congreso lo logró: la vacancia y la destitución del presidente. La votación fue contundente: 105 votos a favor, 19 en contra y 4 abstenciones.

En la resolución parlamentaria presentada después de la votación se declara la "permanente incapacidad moral del presidente" y por tanto "la vacancia de la presidencia de la República". Por esa razón, se aplica "el régimen de sucesión establecido en la Constitución" y la presidencia recae en el titular del Congreso, Manuel Merino, del grupo político de Acción Popular.

Esta situación llega cuando el Perú se mantiene bajo el estado de emergencia por la pandemia del covid-19 que ya ha dejado casi 35.000 fallecidos y 925.000 casos. Además, las elecciones generales ya habían sido convocadas por Vizcarra para abril de 2021. Esto abre una grave crisis política en la que, en la práctica, el Ejecutivo y el Legislativo estarán en las mismas manos de aquellos que impulsaron esta destitución.

Vizcarra se pronuncia

Poco después de lo ocurrido en el Congreso, Vizcarra se presentó al frente del Palacio de Gobierno acompañado de sus ministros para aceptar la decisión del legislativo y afirmó que no tomará ninguna acción legal para evitar el proceso de destitución.

Vizcarra dijo que "hoy día dejo el Palacio de Gobierno, hoy me voy a mi domicilio, a pesar de que hay innumerables recomendaciones para que actuemos a través de acciones legales para impedir esta decisión" porque no desea "que de ninguna manera" se entienda que su "espíritu de servicio al pueblo haya sido tan sólo una voluntad de ejercer el poder".

Agregó que "toda mi vida he actuado con transparencia y poniendo todo mi esfuerzo, mi capacidad y mi corazón al servicio del pueblo y todos ustedes lo saben". "Salgo de Palacio de Gobierno como entré hace dos años y ocho meses, con la frente en alto" para afrontar las investigaciones que corresponden "en el marco de un debido proceso la falsedad de las acusaciones", aseguró.

La decisión del Congreso provocó que muchos peruanos salieran a las calles. En Lima, cientos de personas llegaron cerca al Congreso, pero fueron detenidos por la Policía, a pocas horas de la entrada del toque de queda a las 11 de la noche. Además, otros también llegaron a la Plaza San Martín, en pleno centro de Lima. En la ciudad de Arequipa, al sur del país, decenas de ciudadanos también se presentaron en la Plaza de Armas para protestar por la destitución.

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia