Menú

Perú, cada vez más cerca del abismo: la izquierda extrema mantiene su corta ventaja

La izquierda extrema de Pedro Castillo continúa liderando el recuento de votos de las presidenciales de Perú con una mínima ventaja de 0,55%.

0
La izquierda extrema de Pedro Castillo continúa liderando el recuento de votos de las presidenciales de Perú con una mínima ventaja de 0,55%.
Pedro Castillo. | EFE

Con el 97,5% de los votos contados, Pedro Castillo, candidato del partido de izquierda extrema Perú Libre, aventaja a Keiko Fujimori, de Fuerza Popular, en alrededor de 96.108 votos, equivalente a casi el 0,55% de los sufragios, ya que el candidato del partido Perú Libre aglutina el 50,27% de las preferencias frente al 49,72% de la hija del expresidente Alberto Fujimori (1990-2000).

En las próximas horas se espera que ese margen pueda estrecharse a medida que se sigan computando los votos procedentes de Estados Unidos, mayoritariamente favorables a Fujimori, igual que los de España, aún pendientes de contabilizar casi en su totalidad.

Sin embargo, también queda aún por computar el 2% de los votos a nivel nacional, la mayoría de zonas rurales de difícil acceso que serán previsiblemente muy favorables a Castillo, como las andinas Cusco y Ayacucho (sur), y Amazonas (norte).

Durante la noche, los simpatizantes de Castillo estuvieron concentrados frente al local del partido esperando los avances de los resultados oficiales, especialmente después de que Fujimori saliera a denunciar un supuesto "fraude sistemático" cuando ve complicado poder alcanzar a su rival.

Esta denuncia no ha tenido gran recorrido frente a los informes preliminares de las misiones de observación electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore), que destacaron el correcto y exitoso desarrollo de la jornada electoral del domingo.

Para mayor transparencia, el presidente del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) anunció en la emisora RPP que su organismo transmitirá por internet la evaluación de las actas electorales enviadas a observación, que constituyen una de las principales preocupaciones de Fujimori.

Mientras avanza el recuento, ambos candidatos apenas se dejaron ver durante el día, recluidos en sus respectivas viviendas en la capital. Los que sí estuvieron activos fueron simpatizantes de Fujimori que estuvieron frente al local de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) para exigir transparencia en el proceso.

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot