Menú

Tudela explica cómo se fraguó el fraude electoral de los comunistas en Perú: "Votaron los muertos y los niños"

El exvicepresidente de Perú expone en Libertad Digital las pruebas de amaño electoral que han encontrado.

0
El exvicepresidente de Perú expone en Libertad Digital las pruebas de amaño electoral que han encontrado.
Francisco Tudela, exvicepresidente de Perú | Wikipedia

Francisco Tudela, exvicepresidente de Perú y exministro de Exteriores durante los sucesivos gobiernos de Alberto Fujimori (1990-2000) ha desvelado a Libertad Digital las evidencias de fraude electoral que han encontrado en las 800 actas impugnadas que están a la espera de que el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) las supervise.

Tudela actúa como abogado independiente en la lucha por demostrar que la izquierda marxista del candidato Pedro Castillo está detrás del amaño electoral. "No formo parte del partido de Keiko Fujimori. He formado parte del plan de gobierno de Hernando de Soto hasta la primera vuelta, al perder Soto, se solicitó mi ayuda. También fueron llamadas numerosas personalidades y abogados de otros partidos y formaciones, como Lourdes Flores, para esclarecer que hubo fraude electoral. He regresado a la política por la emergencia nacional en Perú que representa una amenaza comunista respaldada por el Foro de Sao Paulo abiertamente y que pretende que se proclame al candidato Pedro Castillo antes de que se resuelvan las impugnaciones", aclara el letrado y académico peruano a este diario.

Para este prominente y prolífico político no cabe duda de que los comunistas quieren robar su país, dado que Perú "es un punto geoestratégico para sus intereses expansionistas", indica. Las evidencias que probarían la trama de los marxistas comprometerían hasta más de 200.000 votos, en su mayoría procedentes de las zonas rurales.

Niños como presidentes de Mesa

Además de detectarse miles de firmas falsas, el vicepresidente peruano expone que el software utilizado para digitalizar los votos ha sido manipulado. Asimismo se han detectado votos fraudulentos de personas que no figuraban en el censo electoral. "Hay serios errores de transcripción en el sistema de digitalización de las actas en las cuales se pierden cantidades sustanciales de votos que iban para Keiko Fujimori. Hay lugares donde los muertos han votado y no han sido retirados del padrón electoral. Hay lugares donde los menores han votado. Aparecen niños como presidentes de Mesa y como secretarios de Mesa".

Pero los defensores de la libertad y la democracia en Perú lo tienen complicado. Según analiza Tudela, el Jurado Nacional de Elecciones no está por la labor de supervisar las actas y no deja de poner impedimentos sin aclarar los motivos. La Oficina Nacional de Procesos Electorales (OMPE), por su parte, tampoco quieren entregar el padrón electoral. Para el catedrático, este comportamiento de las autoridades electorales supone otra clara prueba del fraude electoral.

"Ante tantas evidencias y, al presentarse muchísimas impugnaciones, el JNE amplió el plazo del periodo de presentación de las pruebas y ofreció tres días más, pero, súbitamente, cambió de opinión y cambió el plazo. Con lo cual, las pruebas han quedado en suspenso y no se sabe si el JNE va supervisar finalmente las actas modificadas", afirma Francisco Tudela.

Otro de los escollos son los miembros del JNE. "No está conformado regularmente, porque deben tener designados cinco miembros y uno de ellos debe estar nombrado por el Colegio de Abogados de Lima. Bien, pues esa designación no se ha producido por causas literalmente inexplicables".

El excanciller no se fía tampoco del presidente del tribunal electoral, porque se trata de "un antiguo militante de Patria Roja", uno de los partidos que colabora con Castillo. "Es un miembro que tiene doble voto para reemplazar el voto del quinto miembro ausente, algo que es extraño. Y solo hay un miembro a favor de la supervisión de las actas irregulares, el doctor Arce, pero está solo ante el resto", responde Tudela a este medio.

La izquierda del machete

La tensión crece en Perú y los comunistas amenazan con violentar mediante un estadillo social las libertades de los civiles si Castillo no se proclama presidente. Para ello, han recurrido a un viejo utensilio usado por Sendero Luminoso para sus malévolos fines, según apunta Tudela.

"Los comunistas han movilizado mucha gente desde las provincias a Lima. Esta gente se pasea por el centro con sus machetes raspando el asfalto de esta urbe de diez millones de habitantes. Cuando las fuerzas democráticas se han quejado de esto ha salido el ministro del Interior a decir que eso es un acto cultural. Pero esto no es un acto cultural, eso no ha ocurrido nunca en la historia del Perú. El machete ha sido siempre símbolo de la revolución cubana y la asesoría de la revolución cubana lo llevó a Angola, por eso, ahora la bandera de este país tiene el machete reflejado", lamenta el político que también fue embajador de la ONU.

machete.jpg
Rondero con machete en Perú I Twitter

Francisco Tudela se queja profundamente del blanqueo de la prensa izquierdista sobre esta arma clásica del comunismo castrista. "El machete simboliza la revolución, no es un instrumento ancestral y, probablemente, lo haya traído Francisco Pizarro y no el inca Atahualpa", concreta.

La caída de Hispanoamérica

A las amenazas a los demócratas se une el Foro de Sao Paulo, integrado por 135 partidos comunistas. "Podemos ya no aparece, pero obviamente sigue ahí. Lo del Foro de Sao Paulo supone una tremenda presión. Detrás del Foro está la inefable presencia de potencias mundiales que son afines a ellos como son Rusia, Irán y China. Lo que suceda acá afecta a todos nuestros vecinos", argumenta Tudela.

"El fraude electoral ha ocurrido en Nicaragua, Venezuela, Bolivia… y si Curzio Malaparte viviera, ya no escribiría el libro Técnicas del golpe de Estado, sino Nueva técnica de la contabilidad electoral de la izquierda marxista, que ha infiltrado miembros en estos organismos electorales para que el fraude se produzca con esta técnica", alerta.

Nueva era mundial

Francisco Tudela avisa de que se está produciendo un cambio de era a nivel mundial. "Todo esto es inadmisible en las elecciones de un país libre, hay un fraude de mesa y eso es evidente", reitera. "Es inaudito lo que está ocurriendo. Las acusaciones del fiscal sobre las donaciones millonarias y lavado de dinero de Keiko Fujimori se refieren a la campaña electoral del 2016. Keiko ha sido encarcelada tres veces sin que se produzca ninguna acusación del fiscal y ningún proceso electoral. Simplemente está en la fase de investigación. La han encarcelado sin indicios, siendo esto anticonstitucional".

Por último, el hecho de que finalmente el líder comunista se consolide como presidente de Perú podría ser una catástrofe "para todos", advierte el catedrático. "Si el Perú pierde sus libertades va a ser un drama no solo para el Perú, sino también para el mundo, porque lo que está ocurriendo en América Latina es lo mismo que ha pasado con África, un continente que ha entrado en la esfera de influencia de las potencias antagónicas a Occidente", finaliza con preocupación el vicepresidente peruano.

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot