Menú

"La Habana, tomada por militares, policías y tropa de choque con palos y bates de béisbol"

La periodista Yoani Sánchez relata lo que ocurre en la capital cubana mientras la dictadura sigue amenazando a la población.

La periodista Yoani Sánchez relata lo que ocurre en la capital cubana mientras la dictadura sigue amenazando a la población.

Con los servicios de internet y el acceso a redes sociales restringidas, la información sobre lo que ocurre en Cuba y la represión que ejerce la dictadura, es escasa. Sin embargo, hay periodistas y blogueros que logran enviar datos.

Una de ellas es la periodista Yoani Sánchez, que desde hace muchos años denuncia el acoso constante contra la oposición del régimen castrista, hoy encabezado por Miguel Díaz-Canel, lo que la ha llevado a ser detenida en varias oportunidades. En uno de sus mensajes de este miércoles, Sánchez señala que está "de vuelta por aquí después del corte de internet" e informa de que "La Habana [está] tomada por militares, policías y tropa de choque con palos y bates de béisbol".

Además, frente al llamamiento de la dictadura para que sus seguidores salgan a las calles a enfrentar a los que piden libertad, la periodista pide que no se sumen "a la convocatoria que se está haciendo en los centros de trabajo estatal de salir a golpear a los manifestantes". Además, recuerda que "ningún salario, prebenda o coacción vale lo suficiente como para convertirte en verdugo de los tuyos".

También denuncia que las fuerzas represivas siguen arrestando a periodistas y que sus casas están siempre vigiladas, además de mantener su política de detenciones arbitrarias. Hay organizaciones como Cuba Decide que, en su cuenta de Twitter, revela que hasta este martes se contaban 219 los cubanos detenidos y/o desaparecidos.

Por otro lado, el portal 14ymedio, que Yoani Sánchez dirige, publica una nota que titula "El imperdonable crimen de enfrentar a los cubanos en dos bandos", en referencia a ese intento de la dictadura de convertir las calles en puntos de enfrentamientos. La periodista Miriam Celaya dice que "pululan los agentes de la policía política (…) que, lejos de disimular su presencia, sí se hacen notar. Ellos quieren que los vean, muestran rostros altaneros, actitud arrogante y muchas ganas de que les teman. Yo no les temo. Son ellos quienes deberían temer". El miedo del régimen es tal que ha lanzado todas sus fuerzas de choque a la calle como los Boinas Negras, grupo de élite que la dictadura utiliza para reprimir.

Agrega que "se ha quebrado la costra del miedo y este se ha traspasado al poder, a sus secuaces y a sus amanuenses" y finaliza dirigiéndose a la dictadura, lamentando que "haya echado por tierra la oportunidad de dialogar con el pueblo, que tan generosamente le han ofrecido numerosas voces de la sociedad civil para buscar una salida a la crisis y encabezar el imprescindible proceso de cambios".

Temas

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro