Menú

Castillo hace primer ministro a un defensor de Sendero Luminoso investigado por apología del terrorismo

El nuevo presidente del Perú cumplió los peores presagios al elegir primer ministro a un investigado por apología del terrorismo.

0
El nuevo presidente del Perú cumplió los peores presagios al elegir primer ministro a un investigado por apología del terrorismo.
Guido Bellido con Pedro Castillo. | EFE

Las últimas horas han sido frenéticas en Perú desde que Pedro Castillo, del partido comunista Perú Libre, fue investido nuevo presidente este miércoles en un acto celebrado en el Congreso y en el que pronunció un discurso con ataques a España frente al Rey Felipe VI.

Las grandes dudas se centraban en el gabinete de ministros que elegiría para la primera etapa de su gobierno y sobre todo en el nombre de su primer ministro. El hecho es que el anuncio se hizo esperar hasta este jueves sobre las 13:00 durante un acto en la Pampa de la Quinua, en la sureña región de Ayacucho, lugar que Castillo eligió para hacer una juramentación simbólica. Ahí mismo anunció que su primer presidente del Consejo de Ministros sería Guido Bellido Ugarte, congresista electo y convertido en las últimas semanas en invitado frecuente de entrevistas periodísticas.

Es justamente ahí donde Bellido Ugarte se ha hecho notar no por la calidad de sus propuestas, sino por polémicas declaraciones. En una entrevista a Canal N el pasado 16 de julio, y a raíz de las multitudinarias marchas contra la dictadura castrista, Bellido dijo que en Cuba existe democracia ya que "los pueblos son los que determinan el modelo de gobierno. Eso es lo que han determinado y por eso están 60 años", una declaración que denota claramente su admiración por la tiranía comunista cubana. Además, en otro medio de comunicación, Latina, dijo que Cuba no era una dictadura.

Pero ahí no acaba la cosa. Bellido, elegido congresista en este nuevo Parlamento, tiene impedido integrar las comisiones de Defensa o Inteligencia por estar investigado por apología al terrorismo, luego de unas de declaraciones a una televisión local. Sin embargo, ahora como primer ministro podrá tener acceso a información sensible y clasificada. De hecho, otro que no podrá estar en esos grupos trabajo es Guillermo Bermejo Rojas, también congresista y acusado por sus vínculos con el grupo terrorista Sendero Luminoso.

En la investigación por apología del terrorismo abierta en abril de este año, se destaca cómo Bellido afirmó en dicha entrevista, sobre Sendero Luminoso, que "el país estaba en un desastre, hubo peruanos que equivocadamente tomaron un camino, son peruanos, ¿o no? Por eso tienen sus derechos". Una frase que según la Fiscalía supone una "justificación" de las "acciones" cometidas por los terroristas de Sendero Luminoso pues "no los califica como terroristas sino como peruanos que se equivocaron".

investigacion-guido-bellido1.jpeg
investigacion-guido-bellido2.jpeg

De esta manera, la Fiscalía sostiene que, en el caso de Bermejo, este se trasladó de manera "consciente y voluntaria" a campamentos terroristas en la zona del VRAEM (siglas del Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro, en el centro del país) para mantener encuentros con miembros del Sendero Luminoso, entre ellos Víctor Quispe Palomino y con Jorge Quispe Palomino. Agrega que el ahora congresista de Perú Libre, "asistía a dichas reuniones con el fin de recibir adoctrinamiento ideológico, político y en el uso de armas de fuego" y que "sostendría vínculos con organizaciones terroristas extranjeras para hacer conocer su denominada lucha armada".

El fiscal del caso sostiene que Bermejo Rojas recibió 1.000 dólares (unos 850 euros) para reunirse fuera del país con organizaciones terroristas, lo que se sostiene, según la acusación con el registro de movimiento migratorio: salida del Perú en casi 20 ocasiones y con destinos "como Venezuela, Cuba, Ecuador, Colombia, Costa Rica, Chile y Bolivia". Por todo eso, pide 20 años de cárcel.

Influencia de Cerrón

Se especuló durante varios días que el retraso de Castillo para designar a un primer ministro y al resto del gabinete podría deberse no solo a su poca capacidad de convocatoria o a su total improvisación, sino también a sus intentos de alejarse de Vladimir Cerrón, fundador y "dueño" del partido que lo llevó a la presidencia, para así comenzar su gobierno con un tono más moderado. A la luz de los acontecimientos de este jueves, esto último no ha ocurrido.

Muchos apuntan que el gran peligro es justamente Cerrón, un hombre que se autoproclama marxista-leninista, admirador de regímenes como Nicolás Maduro, y además involucrado en una serie de investigaciones por corrupción, delito que lo llevó a ser destituido como gobernador de la región Junín, y sentenciado. Con la designación de Bellido al frente del consejo de ministros, parece claro que la posición de Cerrón se ha impuesto a la tan deseada moderación, que nunca llegó y que por el contrario, ha mostrado el verdadero carácter radical que Castillo —y por lo tanto Cerrón— quiere imprimirle a su gestión al frente del país.

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia