Menú

Perú camina al narco-comunismo: el temible Bermejo anuncia una ley que alienta el tráfico de coca

Evo Morales llega al Perú para convencer a Pedro Castillo de expulsar a la DEA y obtener el control del dinero de los cocaleros.

0
Evo Morales llega al Perú para convencer a Pedro Castillo de expulsar a la DEA y obtener el control del dinero de los cocaleros.
Pedro Castillo, presidente de Perú, y el congresista Guillermo Bermejo (a la derecha) | Facebook

Perú se encamina hacia un nuevo régimen que protegerá a los narcotraficantes siguiendo el modelo comunista de subsistencia y que ha terminado implantándose en países como Venezuela. Las instrucciones veladas del Foro de Sau Paulo siempre han sido claras en estos términos y Evo Morales, el expresidente de Bolivia, lo ha dejado bien claro en una cena con el nuevo presidente de Perú, Pedro Castillo, en la que le ha transmitido cómo debe actuar a partir de ahora. Dicho y hecho.

El congresista y procesado por terrorismo, Guillermo Bermejo (Perú Libre), ya ha anunciado que impulsará la ley de hoja de coca. Su excusa es que así se va a industrializar el cultivo en el país. Pero, como ya sucediera en Bolivia, detrás de esta medida lo que de verdad se pretende es expulsar las bases militares de EEUU, la DEA y la Agencia de los EEUU para el Desarrollo (USAID).

"So pretexto de la lucha contra el narcotráfico, montan bases militares. ¿Y para qué son? Para tener el control del Estado nacional y el pueblo. Para robar nuestros recursos naturales. Eso es lo que vivimos en Bolivia", dijo Evo Morales ante dirigentes cocaleros, varios congresistas de Perú Libre.

El expresidente boliviano echó la culpa a EEUU de todos sus males, tal y como suelen hacer los dictadores de la hispanoamérica comunista. Recordó que, cuando él llegó al poder en 2006, expulsó a la DEA, CIA y a la USAID y "la lucha antidrogas en Bolivia fue mejor". Sin embargo, los datos muestran todo lo contrario. Los últimos informes del gobierno estadounidense alertan del elevado y preocupante aumento de hectáreas de cultivo de hoja de coca en Bolivia, pasando a tener el control de estas los gobiernos comunistas y siendo una fuente de financiación de sus intereses.

peru-libre.jpg
Vladimir Cerron, lider del partido de Castillo, cenando anoche con Evo Morales en el exclusivo Costanera 700 (Perú)

Bermejo y Sendero Luminoso

Las palabras del congresista Guillermo Bermejo han sido tomadas muy en serio por la oposición. Muchos de los testigos protegidos, que lo acusan de terrorismo, le temen. En Perú quedaron evidenciados sus vínculos con Sendero Luminoso y fuentes fujimoristas e independientes consultadas por este diario ya alertan que "los narcos van a tomar el control de Perú de la mano de los comunistas". Bermejo no se andará con chiquitas. De hecho, el congresista reconoció unos audios filtrados y publicados en Willax TV, en los que decía que si tomaban el poder "no lo iban a dejar".

Cabe recordar que en mayo del 2021, el fiscal superior Gino Quiroz pidió que se impusieran 20 años de prisión e inhabilitación para ejercer cargo público, por pertenecer y tener afiliación terrorista a los remanentes de Sendero Luminoso. Varios testigos protegidos declararon que, de forma "consciente y voluntaria", Bermejo se desplazó a varios campamentos para reunirse con el terrorista Víctor Quispe Palomino, alias camarada José, y su hermano —muerto por heridas de combate en enero de 2021— Jorge Quispe Palomino, alias Raúl, entre el 2008 y marzo del 2009.

Además, otra testigo protegida e identificada como 1FP-3022 declaró que Bermejo había pertenecido a la organización terrorista Sendero Luminoso entre los años 1989 y 2000. En estos momentos, la Fiscalía del Ministerio Público sigue investigando a Bermejo por estos motivos.

Y es que los los deseos de Bermejo de convertir Perú en un narco-estado quedaron reflejados también en marzo de 2021, cuando presentó al entonces candidato Pedro Castillo a los cocaleros de Pichari (Vraem) asegurándoles que la agenda de Perú Libre incluye la despenalización del cultivo de coca. "Sabemos que necesitan una ley de hoja de coca, similar a la del hermano Evo Morales, amigo del profesor", expresó Bermejo.

Victoria de los narcos

El experto Pedro Yaranga, analista en seguridad integral, ha indicado que la propuesta de Bermejo es inviable. "Legalizar la coca significaría dar el control al narcotráfico, darle de manos llenas el control. Morales lo dice a sabiendas de que para el chac-chado e industrialización a nivel nacional no llega ni a las 12 toneladas de producción. Es decir, todo el resto se va para el narcotráfico. Sería darle libre albedrío a la fabricación de PBC y clorhidrato de cocaína", expresó al diario Perú21.

Por último, el especialista ha negado que en Bolivia tengan un modelo antidrogas exitoso. "No es así. Antes de que Evo entrase al poder, existían 12 mil hectáreas de coca, pero cuando estaba a cargo estaba encima de los 30 mil. ¿Dónde está la reducción? Es un engaño, muchachos. Expulsar a la DEA es convertir al país en un lugar preferido del narcotráfico. Si se da, perderíamos apoyo económico y nos convertiría en un narcoestado", concluyó Yaranga en el diario peruano.

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia