Menú

Muere Abimael Guzmán, el sanguinario cabecilla terrorista de Sendero Luminoso

El cabecilla terrorista de Sendero Luminoso y sanguinario asesino es responsable de decenas de miles de muertos en Perú.

0
El cabecilla terrorista de Sendero Luminoso y sanguinario asesino es responsable de decenas de miles de muertos en Perú.
El sanguinario terrorista Abimael Guzmán. | EFE

Cuando se estaba por cumplir los 29 años de su captura -que ocurrió el 12 de septiembre de 1992- la cadena RPP informó este sábado que Abimael Guzmán murió a los 86 años. El sanguinario terrorista cumplía cadena perpetua por terrorismo en la cárcel de máxima seguridad de la Base Naval ubicada en el Callao.

A través de un comunicado, el Instituto Nacional Penitenciario (INPE) informó de que el terrorista murió a las 6:40am de este sábado "debido a complicaciones en su estado de salud".

En declaraciones a Canal N, el exministro del Interior, Fernando Rospigliosi, señaló que lo que debe hacerse es "cremarlo y echar sus cenizas al mar" ya que "de ninguna manera debe darse lugar a un funeral ni que se vaya a convertir su tumba en una suerte de lugar de peregrinación de terroristas. Eso jamás debe permitirse". Aclaró que "en este caso se trata de un criminal, de un genocida que causó daño inconmensurable al Perú".

Sobre la causa de su muerte, jefa del INPE, Susana Silva, señaló a RPP que "se puede informar que tuvo un deterioro, no era algo grave, pero por el hecho de la edad había presentado problemas de hipertensión y generó todo para que se trasladara al enfermo al hospital de la base naval". Sin embargo, se supo que el 5 de agosto recibió el alta médica y era controlado por los servicios de salud de la cárcel.

La muerte del genocida ocurre apenas un día antes de que se cumpla 29 años de su captura por parte del Grupo Especial de Inteligencia del Perú (GEIN), en un distrito de Lima, después de varios meses de un minucioso trabajo por parte de estos policías, en un plan que se denominó "Operación Victoria". La noticia, hecha pública un sábado por la noche, fue celebrada por todo un país que había sufrido más de 10 años de masacres, asesinatos y atentados, todos ellos ordenados por el sanguinario Abimael Guzmán.

El congresista de Renovación Popular, Jorge Montoya, declaró al diario El Comercio que "lo que corresponde es enterrarlo de la manera más rápida y discreta posible, para que no se presente ninguna manifestación de apoyo ni de cólera. Se debe dar trámite lo más rápido que se pueda".

Al mismo medio, Carlos Morán, exministro del Interior, advirtió que "con su muerte no se borran las miles que produjo Sendero Luminoso en la historia del Perú" y agregó que "esperamos que con su muerte acabe esta macabra ideología. Solo así podremos decir que hemos derrotado a Sendero Luminoso".

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia