Menú

El Congreso peruano respalda a su presidenta ante los "ataques infundados" de la "izquierda radical española"

Una visita de la presidenta del Congreso a España provocó la protesta de parte de la bancada oficialista que pidió su destitución del cargo.

Una visita de la presidenta del Congreso a España provocó la protesta de parte de la bancada oficialista que pidió su destitución del cargo.
La presidenta del Congreso de Perú, María del Carmen Alva. | Congreso de Perú.

La presidenta del Congreso de Perú, María del Carmen Alva, logró superar una moción de censura en su contra presentada por miembros del grupo oficialista por su visita a España en la que presuntamente tuvo palabras en contra del Gobierno del presidente Pedro Castillo durante una reunión con diputados españoles.

La moción, presentada por el congresista Guillermo Bermejo, del marxista leninista Perú Libre, partido que llevó a Castillo al poder, apenas tuvo 20 votos a favor frente a 83 votos en contra y 16 abstenciones. El intento por sacar a Alva de la jefatura del Legislativo peruano no logró ni siquiera que los 37 congresistas de Perú Libre votasen en bloque, pues prácticamente la mitad de esa bancada prefirió la abstención.

Luego de ese primer proceso, se votó una moción de respaldo a Alva frente a los "ataques infundados y coordinadores que viene recibiendo de la izquierda radical peruana y española", que obtuvo 75 votos a favor, 38 en contra y 4 abstenciones. También se criticó la actuación de Unidas Podemos por su "intromisión inaceptable en asuntos internos del Perú".

Alva se encuentra en el centro de la polémica después de que algunos diputados españoles criticaron sus expresiones hacia Castillo y su Gobierno, durante una reunión con la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados de España. Diputados tanto del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) como de Podemos señalaron a EFE que Alva vinculó la mala situación económica del país a las políticas de los últimos gobiernos peruanos compuestos por "terroristas y delincuentes". Incluso alertó de que el Ejecutivo peruano podría estar preparando un "autogolpe" de Estado ya que el presidente se reúne frecuentemente "con las Fuerzas Armadas".

Por su parte, Vox respaldó las palabras de Alva y del congresista del partido Fuerza Popular Ernesto Bustamante -que formó parte de la delegación peruana- y recalcó que ambas intervenciones fueron "cordiales, ciertas y educadas, tanto en el tono como en la forma".

Consecuencia para el oficialismo

Después del fracaso de Perú Libre para lograr la censura de la presidenta del Congreso, se sucedieron una serie de hechos que llamaron mucho la atención. Una de las imágenes más vistas después de la votación fue el saludo a Alva de Guido Bellido, exprimer ministro y uno de los miembros más radicales del partido de gobierno. Incluso se le vio a aplaudir con un gesto de satisfacción.

Además, poco después de lo ocurrido en la votación, el procesado por terrorismo y congresista oficialista, Guillermo Bermejo, señaló a través de sus redes sociales que se "blindó a la presidenta del Congreso con apoyo de un sector de la bancada de Perú Libre, incluso con el abrazo final del expremier con la señora Alva. Una vergüenza absoluta. Quiero buscar motivos para quedarme en la bancada y honestamente no las encuentro".

De hecho, poco después, confirmó sui alejamiento de la bancada, decisión que también tomó su colega de partido, Hamlet Echevarría.

Temas

En Internacional

    0
    comentarios