Menú
El diputado Javier Milei, de Libertad Avanza, ha condenado el ataque a Cristina Fernández y lo ha calificado como un "hecho delictivo" y "policial".

Milei desmonta el "circo dantesco de la política" montado por el kirchnerismo tras el atentado

El diputado Javier Milei, de Libertad Avanza, ha condenado el ataque a Cristina Fernández y lo ha calificado como un "hecho delictivo" y "policial".

En un durísimo alegato en la Cámara Baja, el liberal Javier Milei ha acusado al Gobierno argentino de la burda utilización del presunto intento de asesinato de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. "Nos parecen lamentables los hechos de los últimos días, donde la política utilizó de manera miserable una situación y un hecho delictivo para armar un rédito político", ha denunciado Milei tras dejar clara su condena de lo sucedido.

El economista liberal ha calificado de "dantesco" que el Ejecutivo haya incluso declarado un día festivo para que la gente se pudiera manifestar en apoyo a la vicepresidenta. "¿Alguien me puede decir dónde está el feriado para las víctimas de la masacre de Once? ¿O cuándo mataron al fiscal Nisman? -se preguntó Javier Milei-. Pero claro, cuando tocan a uno de acá, de la casta del país, aparecen los hipócritas".

Visiblemente indignado, el diputado de La Libertad Avanza continuó así su discurso advirtiendo de la necesidad de acabar precisamente con los privilegios de la clase política. "Hubo muertos ayer, hubo muertos hoy y va a haber muertos mañana y la política se sigue mirando el ombligo. Por lo tanto, nosotros, desde La Libertad Avanza, dejamos claro nuestro repudio a la violencia, pero no aceptamos de ninguna manera este circo dantesco de la política".

Tras la durísima intervención, Milei abandonaba el recinto al grito de "¡Casta!", lo que provocaba un gran alboroto entre el resto de los diputados y una llamada al orden por parte de la presidenta de la cámara, con la que previamente el liberal ya había mantenido un polémico encontronazo, en este caso, a cuenta del lenguaje.

El economista se dirigía a Cecilia Moreau como "presidente", en lugar de utilizar la terminación en femenino, aferrándose a que las reglas del español le amparan a utilizar dicha fórmula. Tras pedirle en reiteradas ocasiones que se refiriese a ella como "presidenta", Moreau optaba por despedirse de él como "diputada", en lugar de "diputado", lo que desataba la risas de los presentes.

Temas

0
comentarios