Menú

América se tiñe de rojo por la "hegemonía cultural de la izquierda" y "gobiernos de derechas centrados en la economía"

Eduardo Cader, director de Foro Madrid, explica a Libertad Digital las consecuencias de la victoria de Lula da Silva en Brasil.

Eduardo Cader, director de Foro Madrid, explica a Libertad Digital las consecuencias de la victoria de Lula da Silva en Brasil.
Eduardo Cader, director de Foro Madrid, de la fundación Disenso de Vox. | Disenso

La victoria de Lula da Silva en Brasil, la economía más importante de Iberoamérica, confirma los peores augurios para un continente que se tiñe de rojo después de que la extrema izquierda haya conseguido hacerse con los gobiernos de Colombia, Chile, Argentina, Bolivia o Nicaragua, extendiendo así la influencia que tienen en la región las tiranías de Nicolás Maduro en Venezuela y los Castro en Cuba.

Foro Madrid, creado por la fundación Disenso de Vox para combatir el comunismo en todas sus vertientes, viene alertando desde su creación de la batalla que se libra en esta zona y de sus consecuencias, también para Europa. Eduardo Cader, su director, explica en declaraciones a Libertad Digital que su cometido es "hacer frente a una izquierda que, en convergencia con organizaciones criminales, no tiene otra aspiración que robarnos nuestros derechos y libertades para someternos".

En su opinión, el regreso al poder de Lula da Silva al poder pone en riesgo a toda la zona. "Ha vuelto para rematar su obra inconclusa de institucionalizar la corrupción en Brasil" y para "ampliar la influencia del Foro de Sao Paulo, organización que fundó junto a Fidel Castro y que tanta miseria ha traído a nuestras naciones, junto con el Grupo de Puebla y la Internacional Progresista", advierte.

La reedición de su victoria, pese a haber sido condenado por uno de los casos más graves de corrupción de la Historia de Iberoamérica, con ochos ministros y la mitad de los gobernadores brasileños involucrados, hace aún más difícil de explicar que repita mandato, aunque se haya producido por la mínima frente al candidato la derecha a la reelección, Jair Bolsonaro, que ha tenido que salir del gobierno.

Es un fenómeno que se repite en otros países del continente: en Argentina los Kirchner regresaron al poder pese a los casos de corrupción que les afectan y Gustavo Petro gobierna en Colombia pese a su pasado terrorista en el ELN, algo que Cader explica por la "legitimación y el blanqueamiento que se hace de estas figuras en las instituciones y los medios progresistas". Como ejemplo, recuerda la entrevista de Petro a El País. "Se ha desdibujado su historial violento y autoritario para presentarles como defensores de la justicia y la libertad", critica.

Para el director de Foro Madrid este fenómeno tiene su origen en la "hegemonía cultural de la izquierda" que "ha sabido organizarse y trabajar de forma coordinada", mientras los "gobiernos de derechas llevan décadas centrados sólo en la gestión económica, abandonando los sistemas educativos, las universidades, la cultura y los medios de comunicación".

Una situación similar a la vivida en otros países de Europa, continente que no está a salvo de la influencia de estos gobiernos, como demuestran las conexiones de Podemos con Venezuela. "Con Iberoamérica convertida en un continente donde el narcotráfico y el crimen organizado prosperan, será más factible exportar estas calamidades a Europa", advierte Cader, para quien la victoria de Lula supone la "convalidación de las peores causas para Iberoamérica, como la legalización de las drogas, el blanqueo de tiranías y la entrega del continente a China".

A pesar de la mala noticia que supone la extensión de las ideas comunistas en Iberoamérica, el director de Foro Madrid deja un espacio para la esperanza al asegurar que la izquierda empezará a retroceder una vez la población tome conciencia de que sus recetas sólo traen miseria.

"Lula hoy se regodea con su triunfo, como lo hicieron en su oportunidad Castillo, Boric y Petro; pero muy pronto, los problemas comenzarán a erosionar su mandato, sin que Lula sepa cómo resolverlos", advierte, asegurando que sus gobiernos "van a sufrir un desgaste" y "la izquierda va a retroceder", como ha ocurrido con el referéndum constitucional en Chile. "Seguramente veremos cambios políticos en EEUU en las elecciones de medio término y la derrota del kirchnerismo en Argentina el año que viene", remata.

Temas

En Internacional

    0
    comentarios