Menú

El fiscal general de Colombia anuncia que su familia abandona el país ante el acoso de Petro

La Justicia se rebela contra la injerencia del presidente colombiano, que ha asegurado que él es el jefe del fiscal general, un cargo independiente.

La Justicia se rebela contra la injerencia del presidente colombiano, que ha asegurado que él es el jefe del fiscal general, un cargo independiente.
Pedro Sánchez y el presidente de Colombia, Gustavo Petro, durante una rueda de prensa. | EFE

El presidente colombiano, Gustavo Petro, está viviendo una de las peores crisis desde su llegada al poder y, como otras anteriores, la ha provocado él mismo: el mandatario ha generado un importante choque entre poderes cuando, precisamente desde España, aseguró que el fiscal general de su país "olvida una cosa que la Constitución le ordena: yo soy el jefe de Estado, por tanto el jefe de él".

La polémica recuerda la que protagonizó Pedro Sánchez cuando dio a entender que el fiscal general del Estado le obedecía – "¿la Fiscalía de quién depende? Pues ya está", dijo en una entrevista -,

Sin embargo, en este caso la reacción de la Justicia y de la opinión pública en Colombia ha sido mucho más fuerte. En un vídeo hecho público este viernes el presidente de la Corte Suprema, Fernando Castillo Cadena ha criticado que Petro "desconoce la autonomía e independencia judicial" que es un "pilar esencial del Estado social de derecho".

En su alocución Castillo Cadena recuerda también que "los jueces solo están sometidos al imperio de la Ley mientras los fiscales, además, están regidos por estrictos controles de legalidad en sus actuaciones. En el caso concreto del fiscal general, explicaba que "no tiene superior jerárquico" y es "un funcionario cuya misión está claramente regulada por el orden jurídico y enmarcada en la independencia del poder Judicial".

El comunicado terminaba con un mensaje muy duro para Petro: "Desconocer o malinterpretar las bases de nuestro Estado de Derecho crea incertidumbre, fragmentación e inestabilidad institucional" y haciendo también "un llamado a la sensatez, respeto y cordura" en las relaciones entre los distintos poderes.

"Temor a que sean asesinados"

Por su parte, la reacción del propio fiscal general, Francisco Barbosa, ha mostrado una comprensión bastante exacta de cómo son Petro y sus aliados políticos: en unas declaraciones en un acto público ha dicho que el presidente "me insta a decirle que tengo que incumplir mis obligaciones constitucionales y obedecerle" y "como no lo voy a hacer porque yo no tengo superior jerárquico en este país -continuaba citando el mensaje del presidente de la Corte de Justicia – me imagino que tendré consecuencias contra mi vida y responsabilizo a Gustavo Petro de lo que pueda pasar".

Barbosa anunciaba su decisión de que "en los próximos días salga del país mi familia por temor a que sean asesinados por cuenta de lo que ha ocurrido. El fiscal general aseguraba que "esto no es un juego" que "pueda tomarse a la ligera, Gustavo Petro no es un jefe de oposición, es el jefe del Estado" y recordaba los muchos asesinatos que ha sufrido Colombia "y que fueron declarados crímenes de estado".

Petro no rectifica

En lugar de rectificar el presidente colombiano ha emitido un comunicado desde Lisboa, siguiente etapa del viaje internacional que también le ha traído a España, en el que insiste en que si bien "es verdad que, en términos generales, el Fiscal no está subordinado a funcionario alguno, pero sí que está subordinado a la Constitución y la ley" (en minúscula en el original).

Además, le acusa de que no sólo le está faltando el respeto al Presidente, sino que está violando la Constitución" y hace un "grave daño" a la propia Fiscalía si no le ofrece la información que le ha solicitado y que el fiscal se niega a dar.

A pesar de ello, Petro asegura que acepta "el llamado de la Honorable Corte Suprema de Justicia" y que "respeto y respetaré la autonomía e independencia de la Fiscalía General de la Nación y todas las ramas del poder público".

Reacciones de expresidentes

El asunto ha despertado una notable polémica en Colombia en la que han terciado dos de los antecesores de Petro. En un mensaje en Twitter Andrés Patrana señala que "por su espíritu totalitario o por ignorancia, Petro decidió desconocer que la separación de poderes es el principio fundamental de la democracia. Su ataque radical al Estado de Derecho, lanzado desde territorio extranjero, es gravísimo para las instituciones democráticas".

Del mismo modo, el anterior presidente, Iván Duque (2018-2022), afirmaba que "ser jefe de Estado no significa ser emperador y pretender someter la independencia de poderes y a los organismos de control. La Fiscalía no está supeditada a los caprichos de ningún gobernante. Pretenderlo es romper la constitución".

Temas

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro