Menú

Maduro busca olvidar sus problemas en Venezuela elevando la tensión con Guyana

El dictador utiliza viejas estrategias para lograr cierta unidad en Venezuela provocando un conflicto con Guyana por un territorio de riqueza mineral.

El dictador utiliza viejas estrategias para lograr cierta unidad en Venezuela provocando un conflicto con Guyana por un territorio de riqueza mineral.
Marchas chavistas en Venezuela. | EFE

En medio de un ambiente desfavorable para el chavismo ante las elecciones presidenciales de 2024 y ante el favoritismo de María Corina Machado, el régimen de Nicolás Maduro busca la manera de cambiar los principales temas que preocupan a los venezolanos -como levantar la inhabilitación de la candidata opositora-, y ha renovado una vieja disputa con Guyana, país fronterizo al que le pertenece un territorio de casi 160.000 kilómetros cuadrados -casi el doble de la superficie de Castilla-La Mancha- llamado Esequibo, de gran riqueza mineral y otros recursos naturales.

Recordando viejas estrategias, el dictador Maduro encontró la manera de buscar cierta unión entre los venezolanos y celebró este domingo un referéndum para pedir la posición de los votantes. Según fuentes oficiales del organismo electoral venezolano, plagado de funcionarios chavistas, cerca de 10 millones de venezolanos acudieron a las urnas y sus datos arrojaron que casi el 96% respondió a favor de la pregunta sobre la anexión de dicho territorio y crear una nueva región llamada Guayana Esequiba.

Sin embargo, estas cifras no tienen la credibilidad de acuerdo con lo visto durante la jornada: colegios electorales vacíos, colas con muy pocos venezolanos y más bien miembros y estudiantes de las fuerzas de seguridad esperando para emitir su voto, ante la evidente desesperación del chavismo que llamaba a la movilización de los electores.

De hecho, el partido opositor Voluntad Popular señaló a través de la red social X que "el Referendo Consultivo sobre el Esequibo fue la crónica de un fracaso anunciado. El pueblo venezolano no acompañó esta maniobra propagandística de la dictadura" y detalló que los "centros de votación vacíos en todo el territorio nacional demuestran la conciencia de un pueblo que sabe que la soberanía no se consulta, se ejerce". Para ellos "trataron de tapar el abrumador éxito de participación de la primaria".

Por su parte, Primero Justicia subrayó que "condenamos enérgicamente que se pretenda instrumentalizar políticamente un asunto que corresponde a la soberanía nacional". Julio Borges, vicepresidente de estrategia, comunicación y relaciones internacionales del partido, afirmó que "Maduro regaló el Esequibo, abandonó el reclamo histórico de Venezuela, por orden de Cuba, para buscar apoyo político en el Caribe".

Como era de esperar, desde el chavismo el panorama es diferente y el Fiscal General, Tarek William Saab, emitió un comunicado en el que se felicitaba de "una gran victoria de la unidad nacional, en la que no hay vencedores ni vencidos, sino un extraordinario triunfo de Venezuela frente a las pretensiones altaneras y violatorias del Derecho internacional del Gobierno de la República Cooperativa de Guyana".

Por su parte, el portavoz del Departamento de Estado de EEUU, Matthew Miller, en una rueda de prensa, señaló que "pedimos a Venezuela y a Guyana que sigan buscando una solución pacífica a su disputa. Esto no es algo que se pueda resolver mediante un referéndum".

Uno de los principales riesgos es que Maduro aproveche su enfrentamiento con Guayana para abrir un conflicto no solo diplomático y que llegue a movilizar recursos de las fuerzas armadas. Ya el chavista dijo que "el mandato popular ha fijado el inicio de una nueva etapa en la lucha por nuestra Guayana Esequiba, con lo cual tenemos un plan, un concepto, una visión". Ante esta situación, Brasil, a través de su ministro de Defensa, José Mucio, señaló "las operaciones se han intensificado en la región fronteriza del norte del país, lo que ha llevado a una mayor presencia militar".

En Internacional

    0
    comentarios