Menú

La Fiscalía de Perú registra la casa de Dina Boluarte

La investigación se enmarca en el denominado caso Rolex. El primer ministro cree que el registro se quedará en "solo una anécdota".

La investigación se enmarca en el denominado caso Rolex. El primer ministro cree que el registro se quedará en "solo una anécdota".
La casa de la presidenta de Perú, Dina Boluarte, durante el registro. | EFE

La Fiscalía de Perú ha registrado este viernes la casa de la presidenta peruana, Dina Boluarte, en el marco de las diligencias relacionadas con el denominado caso Rolex. Según informa El Comercio, el registro se ha efectuado en torno a las 22.55 horas (hora local) de este viernes por parte de personal del Ministerio Público y efectivos de la División de Investigación de delitos de Alta Complejidad (DIVIAC), un día después de que el juez supremo Juan Carlos Checkley Soria, a cargo del Juzgado Supremo de Investigación Preparatoria, emitiera la orden.

La orden de registro e incautación afecta a un coche marca Honda que figura a nombre de Boluarte, así como a la vivienda en la que la presidenta reside en Lima y cuyas puertas han tenido que ser forzadas por los agentes de la Diviac.

Medios peruanos han informado de que tras el registro de más de tres horas los agentes se han llevado del domicilio un maletín negro como los que se utilizan habitualmente para transportar ordenadores portátiles. La propia presidenta se ha desplazado hasta el Palacio de Gobierno donde se encuentran también varios ministros de su Gobierno.

Poco después de finalizado el operativo en el domicilio de Boluarte se han presentado agentes de la Fiscalía y de la DIVIAC en el propio Palacio de Gobierno para continuar con las diligencias en medio de un amplio despliegue policial con efectivos antidisturbios que bloquean los principales accesos a la sede gubernamental.

El primer ministro, Gustavo Adrianzén, ha restado importancia a la operación y cree que se quedará en "solo una anécdota". "Se va a dirigir a la Fiscalía cuando sea convocada. Ha pedido reprogramación y no se le ha concedido. Si juzga pertinente, dará declaración ante la prensa. Se está haciendo una tormenta donde no debería haberla, no es una crisis, ni creo que sea tan grave", ha apuntado, informa La República.

Para Adrianzén, esta operación policial "ofende" a la nación. "Esto es insólito y llamativo, el ruido político (que genera) ahuyenta la inversión y eso hace daño a todos", ha argumentado antes de descartar dimisiones.

Estos hechos se producen después de que el fiscal supremo adjunto de Perú, Hernán Mendoza, denunciara este miércoles que la mandataria no había acudido a las citaciones para explicar la procedencia de relojes y joyas de lujo por los que se le acusa de un delito de posible enriquecimiento ilícito que ahora investiga el Ministerio Público.

Temas

En Internacional

    0
    comentarios