Menú

Perú y su estado "normal" de crisis política: la presidenta investigada por su patrimonio

Desde hace casi 10 años, la inestabilidad política en el Perú parece ser el estado normal del país por escándalos o investigaciones a sus presidentes.

Desde hace casi 10 años, la inestabilidad política en el Perú parece ser el estado normal del país por escándalos o investigaciones a sus presidentes.
Dina Boluarte, en su mensaje al país de este sábado. | Presidencia del Perú.

La crisis política en Perú vuelve a ser la principal noticia en las portadas de los diversos diarios del país. Una información revelada hace unos días por el programa digital "La Encerrona" acerca de relojes de la marca Rolex propiedad de la presidenta Dina Boluarte provocó una serie de críticas entre la opinión pública y también informaciones acerca de su patrimonio. Sobre esto último, el diario El Comercio reveló el pasado domingo 24 un informe de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) que apunta a ingresos de 1,1 millón de soles (unos 275.000 euros) a cuentas de Boluarte entre 2016 y 2022 cuyo origen no ha sido justificado.

Estas informaciones provocaron el registro por parte de la Fiscalía de la casa de la presidenta junto a efectivos de la División de Investigación de delitos de Alta Complejidad (DIVIAC), algo que fue criticado por varios miembros del Gobierno. Posteriormente, el Ministerio Público emitió un comunicado señalando que "la diligencia (…) se realizó por orden del Juzgado Supremo de Investigación Preparatoria de la Corte Suprema de Justicia de la República; por tanto, está descartada que nuestra intervención haya sido ilegítima, inconstitucional y abusiva".

Ante esta situación, Boluarte dio un mensaje transmitido por televisión en el que señaló que "la presidenta viene siendo atacada sistemáticamente y por ende se ataca a la democracia, el estado de gobierno, generando inestabilidad política, social y económica". Sobre el registro de su casa dijo que "ha sido sorprendente cómo se dispone que se violente a la puerta de ingreso de mi hogar, pese que no había transcurrido el tiempo suficiente para que los miembros de mi familia puedan levantarse de su descanso, vestirse y abrir la puerta" y consideró que se había actuado "de manera discriminatoria e inconstitucional".

Nuevo proceso de destitución

Esto ha llevado a una nueva crisis política que ha llevado que los partidos de la izquierda más radical como el marxista leninista Perú Libre vuelvan a pedir un proceso de vacancia o destitución de la presidenta para así convocar a elecciones, considerando que ella misma heredó la presidencia tras el intento de golpe de Estado de Pedro Castillo el 7 de diciembre de 2022 y que no existe actualmente vicepresidente. Su periodo al frente del país culmina en 2026.

Este nuevo proceso de destitución surgido desde un partido al que pertenecía Boluarte en las elecciones de 2021, no parece tener un buen futuro ya que algunos partidos y bancadas en el Congreso, especialmente las identificadas por la derecha peruana como la agrupación fujimorista Fuerza Popular, Renovación Popular y Alianza para el Progreso ya han mostrado su rechazo a dicha posibilidad.

Temas

En Internacional

    0
    comentarios