Menú

El cubano Daniel Moreno, con 40 kilos y al borde de la muerte en prisión: "Esta dictadura es una maquinaria asesina"

El disidente y su familia han sido perseguidos y castigados por el régimen comunista desde que se produjeron las protestas pacíficas del 11J en Cuba.

El disidente y su familia han sido perseguidos y castigados por el régimen comunista desde que se produjeron las protestas pacíficas del 11J en Cuba.
Daniel Moreno ha perdido 30kg en prisión. | REDES SOCIALES

El preso político cubano Daniel Moreno de la Peña fue arrestado el 10 de enero de 2023. "La seguridad del Estado le venía cayendo atrás por dos años, desde el 11J (las manifestaciones antigubernamentales masivas del 11 de julio de 2021)", explica a Libertad Digital su mujer, Evelyn Suñe. Le capturaron en casa de otro opositor, en Santiago de Cuba. "La detención fue violenta, a golpes", exclama. "Lo estaban buscando por instigación a delinquir y sedición. Pero hasta ahora, que lleva 16 meses en la cárcel, no tiene petición fiscal". Ella está muy preocupada por su estado de salud, que se ha deteriorado notablemente. Es diabético, no recibe medicación y ha bajado mucho de peso. Apenas alcanza los 40 kilos y los guardias le golpean sin contemplaciones.

Según asegura su mujer, recibe "torturas psicológicas y físicas desde un primer momento". Evelyn es conocedora de toda una serie de episodios violentos que siempre acaban de la misma manera: con su marido malherido en la celda de castigo. Uno de los peores tuvo lugar en diciembre del año pasado. Necesitó un mes de ingreso hospitalario para recuperarse de la paliza. El pasado 14 de de marzo, unos internos intentaron abusar sexualmente de él y los guardias -en lugar de defenderle- le molieron a palos de nuevo. "El 8 de abril, cuando va por ahí mi hija va, todavía lo encuentra lleno de moretones", recuerda. "Nos amenazan con que le van a dar paredón".

Al paso que va su deterioro, es posible que tampoco les haga falta llevarlo para deshacerse de él. Evelyn teme seriamente por su vida. Su marido "entró con 72 kg al penal y bajó a 38", señala. "Ahora está en 41 kilos, gracias a Dios. Pero, con todo y eso, está muy delgado y su estado de salud es delicado", añade. Además de la diabetes y el bajo peso, Daniel es hipertenso, tiene infección por estafilococos en la piel, presenta granos con pus en las extremidades, siente calambres contantemente y no le dan los medicamentos que tiene pautados (ni siquiera los que ella misma compró y llevó a la cárcel). "No está bien, está con un muermo".

La persecución a su familia

Su familia se siente indefensa por no poder hacer más para ayudar a Daniel. "Nosotras (mi hija, mi hermana, mi madre y yo) también hemos sido torturadas psicológicamente. Las tres", asevera. "Mi hija decidió abandonar la universidad porque -créeme- no la estaba pasando bien. Literalmente, me la botaron de la universidad... Mi hermana fue expulsada de su trabajo... Mi mamá fue detenida arbitrariamente cuando fue a recogerme unos medicamentos que necesitaba porque estaba ingresada por mi condición de calcio, que no produzco por una mala intervención quirúrgica".

"Y a mí, ni se diga la persecución política y la vigilancia que tengo por parte de la seguridad del Estado. Ya yo tengo dos cartas de advertencia", señala Evelyn, "y estas cosas a mí me han afectado mucho psicológicamente". "Ha sido horrible, ha sido horrible", lamenta, "la seguridad del Estado es una organización de terroristas de lo peor que he experimentado yo como seres humanos". "El abuso, el terrorismo de Estado que aplica la dictadura contra el pueblo de Cuba, se sabe. Lo dirige contra los presos políticos y contra los familiares de los presos políticos.

Ruego a la comunidad internacional

"Esto no tiene nombre, no tengo calificativos para explicarlo. La vida te cambia por completo", comenta Evelyn. "Le pido a la comunidad internacional que miren de cerca el caso de Daniel, porque desde que entró (en prisión) no han parado los abusos y las golpizas. Se han violado todos sus derechos".

"No puede ser que después de 16 meses que ya va a cumplir, ninguno de los tres abogados que yo le he puesto en el transcurso de este tiempo haya podido tener acceso al expediente de Daniel, con delitos fabricados. Hasta día de hoy, su expediente está en secretividad", argumenta su mujer en declaraciones a este periódico.

"Yo quisiera que el mundo supiera del caso de él, para que ayudemos a que se haga lo que se pueda, porque yo tengo miedo de que en cualquier momento a mí me llamen y me digan: Mira, Daniel falleció", añade. "Esta dictadura es una maquinaria asesina que acaba con todo, no solamente con él. También conmigo y con mi familia. Estas son las consecuencias de oponerse".

Temas

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso