Menú

La heredera de López Obrador, Claudia Sheinbaum, nueva presidenta de México

La candidata oficialista obtiene una votación mayoritaria y estará al frente de México en los próximos seis años.

La candidata oficialista obtiene una votación mayoritaria y estará al frente de México en los próximos seis años.
La nueva presidenta de México, Claudia Sheinbaum, durante una conferencia de prensa este lunes en la Ciudad de México. | EFE

En medio de una serie de denuncias por parte de la oposición por la participación en esta campaña electoral del presidente Andrés Manuel López Obrador a favor de su candidata del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), los mexicanos eligieron este domingo a la oficialista como nueva presidenta de México, cargo que jurará el próximo 1 de diciembre.

La exjefa de gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, cabeza de la coalición Sigamos Haciendo Historia, ha ganado las elecciones en México con una amplia diferencia sobre su principal rival, la opositora Xóchitl Gálvez, que representaba una alianza de agrupaciones que ya gobernaron como el Partido Acción Nacional (PAN), el Partido Revolucionario Institucional (PRI), además del Partido Revolución Democrática (PRD).

Según los resultados hechos públicos por el Instituto Nacional Electoral (INE), y con casi el 75% del escrutinio, Sheinbaum logró el 58,6% de los votos mientras que Gálvez un 28,4%, mientras que Jorge Máynez, de Movimiento Ciudadano, obtuvo un 10,5%.

Tras conocer los resultados, Sheinbaum se dirigió a sus seguidores: "Agradezco también porque, por primera vez en 200 años de la república, me convertiré en la primera mujer presidenta de México. Y, como lo he dicho en otras ocasiones, no llego sola, llegamos todas con nuestras heroínas que nos dieron patria, con nuestras ancestras".

Gálvez reconoce los resultados

Por su parte, la candidata opositora, Xóchitl Gálvez, reconoció la victoria de Sheinbaum pero subrayó que exigirá resultados y soluciones a los grandes problemas del país: "Quiero enfatizar que mi reconocimiento viene acompañado de una firme exigencia de resultados y soluciones a los grandes problemas del país y del indispensable respeto a la constitución y a las instituciones democráticas".

Agregó que "siempre he sido demócrata, firmemente comprometida con el respeto a la ley. Así lo he demostrado como ciudadana y a todo lo largo de mi vida política. Por ello, reconozco que las tendencias para la elección presidencial no me favorecen y que no hay información que sugiera que esto pudiera cambiar durante los cómputos distritales".

Este proceso electoral ha estado marcado por la violencia, con más de 30 aspirantes asesinados, y por la figura del propio López Obrador, que se comportó incluso como un candidato más llegando a referirse a esta elección como un "referéndum". De hecho, en su momento la oposición lo denunció por entrometerse en la campaña ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y el Instituto Nacional Electoral abrió una investigación el pasado viernes al vocero de la Presidencia, Jesús Ramírez Cuevas, por posible violación a la veda por difundir una encuesta que daba un alto índice de aprobación a López Obrador, una manera también de favorecer a Sheinbaum como candidata del oficialismo.

Sheinbaum, que asumirá la presidencia el próximo 1 de octubre, se convertirá en la primera mujer en el Palacio Nacional de México, en un país conocido por sus elevados índices de violencia de género donde las tasas de feminicidio son de las más altas de la región. Además, lo que le espera ahora son 6 años en el gobierno con una serie de problemas no resueltos por López Obrador como el alto nivel de violencia que existe en todo país además de la crisis migratoria y los problemas económicos.

Temas

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro