Menú

Alberto Fujimori vuelve a la escena política en Perú y remueve el panorama electoral

El expresidente vuelve a ser protagonista de la política peruana y provoca una serie de especulaciones respecto a su futuro.

El expresidente vuelve a ser protagonista de la política peruana y provoca una serie de especulaciones respecto a su futuro.
Alberto Fujimori. | EFE

Siete meses después de recuperar la libertad tras una sentencia del Tribunal Constitucional que restituía el indulto presidencial concedido en 2017 "por razones humanitarias", Alberto Fujimori para haber recuperado su salud y ha entrado de lleno a la vida política peruana a poco menos de dos años para las elecciones de 2026.

Si bien su hija Keiko Fujimori ha perdido tres veces unas elecciones presidenciales en segunda vuelta, por el momento nadie sabe con exactitud si volverá a intentarlo en los próximos comicios. Esto, mientras se ha iniciado el pasado lunes el juicio oral por las acusaciones fiscales en su contra que podría durar varios años.

Muchos se han apresurado a comentar que las principales pretensiones de Alberto Fujimori, que fue presidente del Perú entre 1990 y 2000 -año en el que ganó las elecciones pero renunció desde Japón en medio de un escándalo de corrupción que involucró a su exasesor Vladimiro Montesinos-, son las de ser presidente del Perú, aunque otros creen que posiblemente se lance al Senado. Esta idea se ha reforzado después del anuncio de que se había afiliado al partido Fuerza Popular, liderado por Keiko Fujimori.

En medio de esta incertidumbre, el propio Fujimori no ha negado ninguna de estas posibilidades en una carta enviada al diario El Comercio en la que reitera su intención de seguir trabajando por el Perú. En el documento escrito de su puño y letra, reafirma su decisión y "voluntad de asumir todos los riesgos" de una nueva candidatura electoral.

Sin embargo, la gran duda es si Fujimori tiene el derecho de postular ya que un indulto no elimina la sentencia en su contra. De hecho, la normativa electoral peruana señala que no tiene el derecho a postular a la presidencia o vicepresidencias los ciudadanos que "por su condición de funcionarios son condenados a pena privativa de la libertad, efectiva o suspendida, con sentencia consentida o ejecutoriada, por la comisión de delito doloso" y precisa que para aquellos condenados por delitos de colusión, peculado o corrupción de funcionarios, este impedimento se mantiene "aun cuando hubieran sido rehabilitadas".

Ante esta situación era evidente que algunas empresas encuestadoras comenzaran a preguntar a la población sobre el caso. Una encuesta de Ipsos, hecha pública a mediados de junio, señala que el 73% de la ciudadanía considera que Alberto Fujimori no tiene derecho a postular, mientras que el 27% piensa que sería un mejor candidato de Fuerza Popular, en lugar de su hija Keiko.

Lo que parece seguro es que la nueva situación de Alberto Fujimori ha remecido el panorama político peruano, no solamente entre los partidos alejados de sus posturas, sino incluso dentro del partido que representa al fujimorismo. Muchos de sus partidarios comienzan a preguntarse si podría ser un mejor candidato para la presidencia.

Temas

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso