Menú

Severo Moto: "Es el petróleo quien se lleva bien con los países, no Obiang"

Luis del Pino ha entrevistado en Sin Complejos a Severo Moto, líder de la oposición en Guinea Ecuatorial. 

esRadio
9
Severo Moto, en un momento de la entrevista | LD

Guinea Ecuatorial se independizó de España en 1968 e inmediatamente después pasó a ser sometida bajo la dictadura de Francisco Macías. En 1979 éste fue derrocado por un golpe militar a manos de su sobrino, Teodoro Obiang. Según Amnistía Internacional es uno de los países donde menos se respetan los derechos humanos. El punto de inflexión surge cuando se descubren yacimiento petrolíferos y lo que hasta entonces era un país relativamente pobre empieza a ser enormemente rico, lo que no significa que los guineanos sean ricos.

Severo Moto se exilió a España huyendo del régimen de Teodoro Obiang. En nuestro país, como refugiado político, ha sido la cara visible del movimiento opositor guineano. Según Luis del Pino, España y Estados Unidos le dieron la espalda a Severo Moto en el momento en que se descubrieron los yacimientos petrolíferos, porque les interesaba más negociar con el dictador Obiang.

Severo Moto ha asegurado que "el petróleo ha sido un desastre para Guinea Ecuatorial". Y no porque los guineanos no quieran enriquecerse, sino porque "la tragedia es que el petróleo llega cuando ya hay dictadura, el petróleo viene a reforzar la dictadura". El que manda en Guinea Ecuatorial, según Moto, es el petróleo: "Es él quien se lleva bien con los países, no Obiang", afirmaba el opositor refiriéndose al petróleo.

"Los intereses económicos son los que pesan, y si hay un dictador es mucho más fácil aprovechar eso que si hay una normalidad y un presidente con un mínimo peso de derechos humanos y libertades", explicaba el líder de la oposición.

Sólo para unos pocos

La riqueza y el poder del país subsahariano solo llegan a unos pocos, según ha explicado Moto, el clan de Obiang, basado en la etnia Fang. "Llaman al resto de la población guineana extranjeros cuando hablan en Fang" afirmaba.

El 7 marzo de 2004 se preparó en Guinea Ecuatorial un golpe de Estado. Severo Moto voló a Mali para esperar allí a que tuviera lugar el suceso y poder regresar a su país. El golpe de Estado resultó fallido y Severo Moto fue investigado. La sentencia del Tribunal Supremo, que el propio Moto ha leído en el programa Sin Complejos lo exculpaba: "Quizás imprudentemente y sin conocimiento íntegro de la operación, se limita a encabezar formalmente la misma, que no ha planificado, ni organizado, ni dirigido, ni liderado militarmente, ni, en fin, financiado".

A raíz de aquel golpe, Severo Moto pasa a ser persona non grata en España y se le retira el estatus de refugiado político. Pero el guineano recurre y el Tribunal Supremo determina que no se le puede quitar el estatus porque no fue organizador del golpe de Estado. En 2008 se le intervienen en su supuesto coche un alijo de armas y es juzgado por tráfico de armas. "De todas las acusaciones que se me hacen cuando veo una mínima brizna de falsedad automáticamente me rio", decía Moto, que negaba la veracidad de la acusación. "En España se me tiene odio a partir del golpe, sobre todo el mundo socialista".

El líder del Partido del Progreso narró también los sucesos de Croacia. "Fui llevado a Croacia con engaños, me prometieron que allí había inversores interesados en mi proyecto", explicaba. Allí, acompañado por un miembro del CSID que le había animado a ir, le llevaron ante el director de una fábrica de armas. "En un momento dado me dicen: te han traído para que te matemos. Detrás está el gobierno español y tu presidente Obiang". Finalmente, según explicaba el exiliado, no lo mataron porque no recibieron el dinero que les habían prometido. "No fui a los tribunales porque no tenía medios", ha asegurado.

"Desde los sucesos de Croacia han querido acabar conmigo", explicaba, "yo en España nunca he tenido coche y se me acusó de tener uno lleno de armas". Según Severo Moto lo que se esconde detrás de todo esto son motivos políticos, y señala que cuando él llegó a España confiaba en su Justicia. "La paliza que se me está dando en España sólo Dios sabe si me la merezco realmente o si se la merece el que ha hecho un golpe de estado, ha matado a miles de personas, ha matado a su tío y es el gran amigo de España". Y añadía, "todo político guineano quiere ser arropado oficialmente por España. Obiang me ha aganado porque lo ha conseguido, yo tengo a la sociedad civil española".

Respecto a la responsabilidad de España con su excolonia, Moto afirma que "la responsabilidad que España adquirió quedándose con Guinea Ecuatorial tiene que concluirla creando un clima de mayor conexión entre los dos pueblos, abriendo paso a la libertad, a la democracia y los derechos humanos, algo que no importa a Guinea Ecuatorial ni a España".

Para Moto la actuación de España respecto a Guinea Ecuatorial ha sido más que reprochable, "ha sido la descolonización más desastrosa que ha podido haber en África". Ha dicho también que nada le gustaría tanto como "que el pueblo español supiera que hay un pueblo en el corazón de África que tiene latido con sabor hispano".

Para finalizar la entrevista, Moto ha expuesto sus ideas políticas y las de su partido, el Partido del Progreso: "No necesito recurrir a la violencia, ya ha habido muchos muertos en Guinea, yo no estoy por esa labor, sé que puedo ganar las elecciones de mi país sin violencia". El Partido del progreso cree que la independencia no lo es todo, pero si la libertad y los derechos humanos. Moto ha terminado diciendo que desde 2004 ningún medio le había concedido una entrevista.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco