Menú

El francés Hervé Gourdel, cuarto occidental decapitado

En las últimas semanas el Estado Islámico ha difundido la decapitación de un turista francés, dos periodistas de EEUU y de un cooperante británico.

Libertad Digital
34
En las últimas semanas el Estado Islámico ha difundido la decapitación de un turista francés, dos periodistas de EEUU y de un cooperante británico.

La decapitación por parte del Estado Islámico del turista francés Hervé Gourdel en Argelia se suma al asesinato de manera similar de otros tres occidentales en las últimas semanas por parte de los islamistas.

Hervé Gourdel era un turista de 55 años que se encontraba de excursión junto a un grupo de argelinos en el monte de Yaryara. Los terroristas dejaron al resto y se quedaron con el ciudadano francés. Poco después difundían un vídeo en el que amenazaban con ejecutarle en 24 horas si Francia no cesaba sus ataques aéreos contra sus bases en Irak. Finalmente, Gourdel se ha convertido en su cuarta víctima occidental y mostrada a través de vídeo con el objetivo de llevar el terror a millones de hogares en todo Occidente.

El turista francés se une de esta manera a los periodistas James Foley y Steven Sotloff y al cooperante británico David Haines, todos ellos decapitados y cuyas muertes fueron difundidas en vídeo.

El periodista estadounidense James Foley, de 40 años, fue asesinado el pasado 19 de agosto y su muerte conmocionó al mundo. Fue secuestrado en Siria en noviembre 2012 y fue utilizado por el Estado Islámico con el objetivo de presionar a EEUU. En el vídeo difundido antes de ser decapitado se despide de su familia y hablaba de la intervención estadounidense en Irak como motivo de su muerte.

Unos días más tarde, el Estado Islámico mataba al también periodista de nacionalidad estadounidense-israelí, Steven Sotloff. Este periodista ya aparecía en el vídeo que emitía la muerte de Foley y amenazaban con que sería el siguiente.

Sotloff fue decapitado el pasado 2 de septiembre y había sido secuestrado en 2013 en una zona entre Siria y Turquía. El vídeo que mostraba su muerte se titulaba "Un segundo mensaje a Estados Unidos" y en él el asesino de Sotloff atribuye su muerte a los ataques selectivos de EEUU contra posiciones del Estado Islámico en Irak.

En el mismo vídeo se amenazaba de muerte a un tercer rehén, el cooperante británico David Haines. El 14 de septiembre los terroristas cumplían sus amenazas y difundían su decapitación. El cooperante de 44 años era asesinado por la misma persona que mató a los dos periodistas.

En el vídeo que difundieron enviaban "un mensaje para los aliados de América" y se dirigían al primer ministro británico David Cameron: "entraste de forma voluntaria a una coalición con Estados Unidos contra el Estado Islámico, tal y como hizo tu predecesor Tony Blair, continuando con la tendencia de nuestros primeros ministros que no encuentran el valor para decir no a los estadounidenses". En el mismo vídeo amenazan con matar a otro británico, Alan Henning, del que no hay constancia de que haya sido asesinado.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation