Menú

Las escuelas del EI: "¿A quién tenemos que disparar en la cabeza? Al infiel"

Un periodista afgano entra en una región controlada por el Estado Islámico y filma sus escuelas, su propaganda y sus niños-terroristas suicidas.

32
  • Profesor: ¿Qué pone aquí?
  • Niños: Yihad
  • Profesor: ¿Y qué es la yihad?
  • Niños: (silencio)
  • Profesor: Tenemos que imponer la religión de Alá en todo el mundo. Alá dice que hagamos la yihad hasta que la intriga, la idolatría y la infidelidad hayan desaparecido del mundo.

Ésta es la primera lección que imparte un terrorista del Estado Islámico y profesor en una de sus escuelas en Afganistán. Al menos, así lo muestra un documental producido por Frontline y estrenado esta semana en EEUU por el canal PBS.org.

En otro momento de la clase, el profesor muestra un Kalashnikov a uno de sus alumnos y le pregunta qué es y para qué sirve. "Para defender la fe", dice el alumno. El profesor repregunta: "¿A la cabeza de quién tenemos que disparar con el Kalashnikov?". El alumno no duda: "Al infiel".

En este reportaje, el periodista afgano Najbullah Quraishi -reportero que cubrió durante años la guerra entre los taliban y la coalición occidental liderada por EEUU- consigue que los líderes del Estado Islámico que controlan la región afgana de Kunar le reciban y muestren cómo educan a los niños.

Quraishi, quien confiesa que entró "en shock cuando vio que el ISIS entraba en Afganistán", pudo entrevistar al líder local del ISIS en Kunar, un antiguo comandante taliban que desertó y se pasó al Estado Islámico. Preguntado por sus objetivos, no duda un instante: "Queremos un sistema islámico en todo el mundo y luchamos por ello".

En Afganistán no sólo utilizan a los nativos de las zonas que controlan, sino que acogen terroristas venidos de "Arabia Saudí y de Europa" que están "luchando por toda la región", según cuenta otro de los líderes terroristas que controlan la zona.

De todo lo que el ISIS ha dejado grabar a Najbullah, lo más estremecedor es ver cómo educan a los niños, o cómo aleccionan a los más jóvenes para que sean "mártires" y se conviertan en "hombres-bomba suicidas" para destruir a los objetivos del gobierno afgano de las regiones colindantes a Kunar que no están bajo el poder del "califato".

El reportero habla con dos chicos, uno de 13 años y otro de 17 que se están "entrenando" para ser "terroristas suicidas". "¿Cuándo decidisteis que seríais mártires?", pregunta Quraishi. "En cuanto lo supimos se lo dijimos a nuestros mayores" y comenzaron el entrenamiento. "Sí, nos hemos puesto ya el chaleco explosivo y también mi comandante nos ha enseñado cómo hay que activarlo". El comandante de los niños, que observa a escasos metros de la grabación, aclara que los dos pequeños suicidas, antes de activar sus chalecos, aprenderán, captarán, divulgarán y se entrenarán para ser "mártires".

Pero sus lecciones a los niños afganos no terminan ahí. Además de repasar en la escuela qué es la yihad, qué es el Estado Islámico, cómo se usa un kalashnikov, una pistola o una granada de mano, o cómo convertirse en un terrorista suicida, los líderes regionales -maestros de los más pequeños- muestran cada día los vídeos de propaganda con las matanzas del Estado Islámico que llegan a diario de Siria e Irak.

Toda una estructura dirigida a educar en el odio "al infiel", en la violencia y el terror. Como dice el reportero en una de sus conclusiones: "¿Qué va a ser de estos niños? Les dicen: 'eres musulman, esto es el Corán y esta es la verdad'". Y todo, desde que nacen. "¿Qué otra cosa pueden hacer, qué van a creer?".

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios