Menú

Juan Pablo Cardenal: "La crisis ha visibilizado que la excesiva dependencia de China no es buena idea"

El periodista y escritor ha comentado en esRadio la campaña propagandística de China con la que quiere tapar su gestión del coronavirus.

0
Federico Jiménez Losantos entrevista a Juan Pablo Cardenal Es la Mañana de Federico

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

El periodista y escritor ha comentado en esRadio la campaña propagandística de China con la que quiere tapar su gestión del coronavirus.
El dictador chino Xi JinPing | EFE

El avance de la pandemia del coronavirus ha puesto en duda la gestión de las autoridades chinas y ha aumentado las peticiones de responsabilidad al PCCh por el alcance de la crisis sanitaria, social y económica. En el programa Es la Mañana de Federico de esRadio el periodista y escritor Juan Pablo Cardenal ha comentado el informe que publicó en la Fundación Cadal sobre la propaganda del régimen dictatorial de Xi JinPing.

El autor de La telaraña: la trama exterior del procés ha afirmado que "como casi todo en China hay que hacer la lectura en clave doméstica". En este sentido ha contado que "lo primero que ocurrió cuando la pandemia no se había propagado por el resto del mundo es que ya había mucha crítica por parte de los internautas chinos a la gestión del Gobierno por cómo ignoró las advertencias de los médicos chinos, los arrestó y manipuló la información".

juan-carlos-cardenal-esradio-b-03--110220-3.jpg
Juan Carlos Cardenal, en esRadio.

Cardenal ha apuntado que "ante el creciente descontento inició esta campaña" y "siendo conscientes de su mala gestión el resto de países iban a pedirle responsabilidades ha tratado de colar el mismo mensaje". Ese mensaje que el PCCh ha tratado de enviar por el resto del mundo es que "ellos han gestionado mejor que nadie gracias a su sistema político".

Dentro de la estrategia propagandística del régimen chino está "toda esa campaña de donaciones o supuestas donaciones las cuales, la mayoría, son transacciones comerciales". El escritor ha remarcado que intentan "mostrarse al mundo como un socio internacional fiable que gestionó muy bien la pandemia y que además es generoso y ayuda al mundo a salir de este problema".

Excesiva dependencia occidental de China

Una de las claves para el periodista y escritor es cómo el régimen chino ha ido extendiendo su influencia por el mundo en las últimas décadas. Ha explicado que "China tiene varios motores económicos y uno de ellos, muy importante, es la llamada fábrica del mundo". Ha afirmado que "esta crisis ha visibilizado que esa excesiva dependencia que tiene el resto del mundo y los países occidentales de China no es buena idea".

Como ejemplo ha contado que "el antecedente es que en el año 2010 en medio de una disputa por unas islas, China, que tiene el monopolio de las tierras raras y que son clave para una economía como la japonesa, decide suspender el suministro. Eso fue una primera advertencia de que China está dispuesta a utilizar su posición de fuerza políticamente. Ellos lo negaron pero la Organización Mundial del Comercio los condenó en 2014". En este sentido ha indicado que con la covid-19 "hemos ido un paso más adelante". Juan Pablo Cardenal ha contado cómo China ha disparado "un 1000%" el precio de la hidroxicloroquina, "un principio farmacéutico que podría ser efectivo para combatir la enfermedad". Además ha recordado "el caos en que se convirtió el comercio de material sanitario" en plena pandemia.

Cree el experto que "a muchas personas por fin se les han abierto los ojos" y que esto "va a iniciar un debate sobre la conveniencia de tener esa dependencia de China en sectores estratégicos". Por ejemplo "en el farmacéutico donde tienen el 90% de la producción de antibióticos y el 80% de la vitamina C". Sin embargo piensa que "a China le asusta perder ser el centro neurálgico de la globalización y de las cadenas de suministros y esa es una de las razones por las que ha impulsado esta campaña de propaganda".

El papel de la OMS

Juan Pablo Cardenal también ha comentado cómo China ha usado su influencia dentro de las organizaciones internacionales. Ha dicho que "es clarísima la responsabilidad de la OMS" porque "ignoraron la alerta temprana de Taiwán, se negaron a declarar el estado de emergencia internacional bien entrado el mes de enero y alabaron públicamente a China diciendo que había demostrado su compromiso y su trasparencia". Ha afirmado que "China hace estas cosas" y que "su cómplice es el director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus, que es un etíope vinculado al comunismo". Ha contado que "Etiopía es la punta de lanza de la inversión china en África" y que por ese motivo no le sorprende "nada" el papel de la OMS en esta crisis.

oms-tedros-adhanom150432020.jpg
El presidente de la OMS, Tedros Adhanom

El experto ha recordado que "la presencia económica China hace 20 años en el resto del mundo era casi testimonial" y que "hoy no hay un país en el que no tenga intervención". En este sentido ha remarcado que "tienen un poderío económico bestial" y eso "no va a cambiar". China ahora está "en ganar en influencia política y por eso tienen una estrategia de poder blando". Esta estrategia pasa por "infiltrarse en las organizaciones internacionales" ya "lo hacen en la ONU en el Consejo de Derechos Humanos y también en la OMS y ahí donde pueden. En ocasiones porque el mundo occidental se ha salido de esos organismos". "Ese es el modus operandi clásico de China y del Partido Comunista", ha apuntado Cardenal que tiene claro que "mucho de lo que hacen está copiado de los soviéticos". Para garantizarse el éxito "tienen un departamento que se dedica a neutralizar a cualquier oposición política dentro de China y en el exterior están tratando de captar aliados y de acercar a su causa a cuantas más personas mejor".

Para que su plan salga adelante tienen una estrategia que "combina la coacción con los incentivos" ha señalado el experto que afirma: "El hecho de que China nos conozca mucho más a nosotros que nosotros a ellos es la primera asimetría que funciona a favor de China y este es un caso que lo ilustra perfectamente".

Las certezas que China no ha explicado

También ha puesto en duda lo que los chinos han contado sobre la pandemia del coronavirus en su propio territorio. Juan Pablo Cardenal ha asegurado que "lo que sabemos es que hay una cifra de 4.632 muertos que difícilmente te la puedes creer". También ve "totalmente inexplicable que el virus se haya expandido en el resto del mundo pero no al resto de China". Piensa que estos datos son certezas que "China no ha explicado y parte de la investigación internacional que se quiere hacer".

Además ha concluido diciendo: "No me atrevo a decir que esto ha sido deliberado. No porque no crea que no puede ser sino porque no tenemos ninguna evidencia sobre eso y me parecería una mera especulación. Si algún día llegamos a saber la verdad estoy preparado para todo porque los chinos son capaces de eso y de más".

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios