Menú

La OMS reconoce que su personal en el Congo abusó de mujeres y niñas entre 2018 y 2020

Hay certezas sobre 21 trabajadores y sospechas sobre otros 62. Todo ocurrió durante la respuesta al brote de ébola en el país.

0
El escaparate: La OMS se marca como objetivo eliminar la llamada "violencia obstétrica" En casa de Herrero

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Hay certezas sobre 21 trabajadores y sospechas sobre otros 62. Todo ocurrió durante la respuesta al brote de ébola en el país.
El presidente de la OMS, Tedros Adhanom. | EFE

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha reconocido este martes que al menos 21 de sus empleados son sospechosos de haber cometido abusos sexuales contra mujeres y niñas durante la respuesta al brote de ébola sufrido por la República Democrática del Congo entre los años 2018 y 2020. La conclusión llega una vez finalizada una comisión investigadora interna que se ha visto obligada a abrir tras las denuncias recibidas.

Esa comisión determinó tras doce meses de pesquisas que a algunas de las víctimas se les prometieron empleos a cambio de relaciones sexuales, y también recibió denuncias de nueve posibles violaciones, así como extorsiones a mujeres que fueron obligadas a abortar tras sufrir estos abusos.

El informe de la comisión, publicado este sábado, contabiliza que al menos 63 mujeres y niñas sufrieron estos abusos, y señala que además de los 21 sospechosos de la OMS hay otros 62 posibles perpetradores, de distintas nacionalidades, aunque ni sus nombres ni detalles personales han sido hechos públicos por el momento.

Los abusos "se produjeron en hoteles y en casas alquiladas" por estos perpetradores, y las víctimas "en su mayoría son personas en situación económica y social muy precaria", destacó al leer los resultados de la investigación uno de los miembros de la comisión, Malick Coulibaly, exministro de Justicia de Mali.

En muchos casos las víctimas "no obtuvieron los trabajos que les habían prometido a cambio de las relaciones sexuales", mientras que otras denunciaron haber sufrido repetido acoso para mantener sus empleos o haber sido despedidas por negarse a mantener relaciones. Algunos de estos abusos sexuales, señala el informe, se llevaron a cabo sin métodos anticonceptivos, por imposición del agresor, y pudieron terminar en embarazos no deseados, partos prematuros y abortos, según indican estas investigaciones preliminares.

Tras conocerse los resultados preliminares de la investigación, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, pidió perdón a las víctimas, se declaró responsable de los "fallos en el sistema" que ha mostrado este caso y prometió reformas en la organización para evitar que estos sucesos se repitan en el futuro.

En este sentido, el informe denuncia que la OMS cometió errores a la hora de reclutar personal para la respuesta al brote del ébola, declarado entre agosto de 2018 y junio de 2020 y que fue el segundo peor de la historia de esta enfermedad, ya que contagió a 3.400 personas, de las que 2.300 murieron.

Los sucesos, y el propio brote, se produjeron en las provincias nororientales de Kivu del Norte, Kivu del Sur e Ituri, una zona sumida en un olvidado conflicto desde hace más de dos décadas en el que participan milicias de la vecina Ruanda.

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Colchón Dylan
    • Radarbot
    • Historia