Menú

La interferencia de Rusia en Mali deja en suspenso la misión europea contra el yihadismo

España tiene 500 militares en el país. Una supuesta matanza del ejército maliense junto a mercenarios de Wagner ha hecho insostenible la situación.

España tiene 500 militares en el país. Una supuesta matanza del ejército maliense junto a mercenarios de Wagner ha hecho insostenible la situación.
Convoy de militares españolas compuesto por blindados RG31 y LMV Lince en el campo de maniobras de Koulikoro. | LD

Rusia lleva años moviendo hilos en África. Allí donde ha habido un conflicto bélico en los últimos años, allí han llegado las garras del Kremlin. El objetivo es recuperar el peso en el continente que un día tuvo Unión Soviética. Sus formas de entrada son claras: la venta de armamento a gobiernos que luchan contra grupos rebeldes o terroristas, el envío de asesores militares y el despliegue de mercenarios de Wagner para apoyar en los combates.

Mali no ha sido una excepción. Tras el golpe de Estado de agosto de 2020, la influencia de Moscú sobre el Gobierno golpistas de Bamako ha ido en continuo aumento. Un hecho que provocó serias tiranteces entre los nuevos gobernantes y los viejos aliados europeos, que llevan apoyando al país desde que los yihadistas intentaron tomar el control en 2013, y donde lleva funcionando casi una década una misión de adiestramiento militar de las fuerzas armadas locales.

La situación se complicó el pasado enero, con la llegada al país africano de los contratistas rusos de Wagner fruto de un acuerdo político entre Bamako y Moscú. Se hizo pública una carta-advertencia de Francia, Italia, España, Alemania y otros doce países aliados en el que se ponía de manifiesto que la presencia de estos mercenarios solo serviría para perjudicar la estabilidad del país y que podría provocar la salida del país de los aliados europeos.

Una carta, por cierto, que dejó en evidencia las diferencias dentro del propio Gobierno español sobre este tema. La ministra de Defensa, Margarita Robles, se desentendió de ella y la achacó a los ministros de Exteriores de esos países –incluido el suyo propio, como si eso no significase nada–, y reprochó que fuera una iniciativa francesa no avalada por Josep Borrell, actual Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad.

La situación ha terminando estallando esta semana. Una supuesta matanza en Moura, en el centro de Mali, que habrían llevado a cabo militares malienses apoyados por mercenarios de Wagner ha dinamitado la situación. La UE no puede permitir que los efectivos que adiestra para acabar con la amenaza yihadista participen en matanzas de civiles por el enfrentamiento entre bambaras y fulanis, las dos principales etnias del país, que se ha recrudecido en los dos últimos años.

Es por ello que la Unión Europea ha decidido esta semana suspender de manera temporal la misión de adiestramiento (EUTM Mali) debido al "recrudecimiento de las condiciones de seguridad en el país y la presencia del grupo Wagner, la compañía de mercenarios rusos". No está claro qué va a pasar con los militares europeos desplegados en el país que, por el momento, no han recibido ordenes de regresar a sus países de origen.

La misión de adiestramiento de las fuerzas armadas malienses, que comenzó en 2013, está conformada en estos momentos por unos 1.100 militares europeos, que han sido aportados por 22 de los países miembros de la UE (todos salvo Chipre, Croacia, Dinamarca, Malta y Polonia) y por otros tres países europeos que no son miembros de la organización supranacional: Georgia, Moldavia y Montenegro.

España es el principal contribuyente de la misión. En estos momentos tiene unos 530 militares en el país, principalmente, en la base de Koulikoro, unos 60 kilómetros al noreste de Bamako, aunque los equipos de instructores imparten cursos por muchas zonas del país. Adiestran a los efectivos locales en el uso de artillería, tiro, derechos humanos y combate nocturno y en población con el objetivo de que puedan plantar cara a los yihadistas, que todavía ocupan el norte de Mali.

Temas

En Internacional

    0
    comentarios