Menú

Secuestrado y "hechizado" en el sótano de un vecino durante casi tres décadas

Su familia le encontró después de que un hermano del secuestrador lo delatara en redes sociales, tras un conflicto por una herencia.

Su familia le encontró después de que un hermano del secuestrador lo delatara en redes sociales, tras un conflicto por una herencia.
Omar Bin Omran, antes y después de su secuestro. | Redes Sociales

Miembros de las fuerzas de seguridad de Argelia rescataron el pasado 12 mayo a Omar Bin Omran, un hombre de 44 años que llevaba cerca de treinta secuestrado en el sótano de su vecino -de 61 años- en el municipio de Al-Qadidla (en la región de Djelfa). El varón desapareció sin dejar rastro en 1997. Tenía 17 años y su familia pensó que había muerto, como los miles de jóvenes que desaparecieron en aquellos años convulsos de la Guerra Civil argelina.

Su madre murió en 2013 sin saber que Omar (el séptimo de sus nueve hijos) estaba vivo, aunque -según ha relatado su familia en los últimos días- era la única que siempre mantuvo la esperanza de encontrarlo con vida. Incluso solía decir que creía que "estaba cerca". La mujer no se equivocaba, apenas 200 metros separaban su casa de la del captor de su vástago. La víctima ha asegurado que a veces incluso veía a sus familiares pasar, a través de una ventana.

Sin embargo, no podía llamarles. Algo se lo impedía. Él dice que era como si estuviera "hechizado". Eso le decía su secuestrador, y posiblemente se lo terminó creyendo. También asegura que no era capaz de abrir la puerta porque sentía que había "una fuerza apremiante" dentro de él que no se lo permitía. Omar ya está recibiendo asistencia psicológica y las autoridades del país se han comprometido a que el "autor de este atroz crimen" sea juzgado con "severidad".

Gracias a una herencia

El único que sabía donde estaba el joven era el perro de la familia. Según el periódico argelino El Khabar, el animal permaneció en la puerta de su secuestrador durante todo un mes después de su desaparición. Su presencia en el lugar habría terminado revelando el paradero del muchacho, pero su captor -presuntamente- lo mató antes de ser descubierto. Un día apareció envenenado cerca de la casa. Así que han tenido que pasar 27 años para que Omar pudiera ser liberado.

El hallazgo ha sido posible gracias a que el arrestado tenía un conflicto con un hermano por el reparto de una herencia y éste decidió delatarle en redes sociales, a modo de venganza. De manera que la información llegó a los familiares de Omar, que asaltaron la casa de su vecino, registraron el sótano y encontraron al desaparecido oculto entre fardos de paja. El presunto secuestrador, identificado como B.A., intentó huir. Pero las fuerzas de seguridad argelinas se desplazaron hasta la vivienda y acabó siendo detenido.

Temas

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro