Menú

El Ejército egipcio pone a Mubarak bajo arresto domiciliario

El expresidente egipcio estará en arresto domiciliario cuando salga en libertad tras la nueva orden judicial.

ld/agencias
3

Un tribunal de El Cairo ordenó este miércoles la puesta en libertad provisional del expresidente de Egipto Hosni Mubarak por un caso de corrupción. La orden llega al haber expirado el plazo máximo para seguir en prisión preventiva.

Tras la noticia, el vicegobernador militar y primer ministro egipcio, Hazem al Beblaui, ha ordenado poner a Mubarak bajo arresto domiciliario "en el marco del estado de emergencia", según ha anunciado la televisión estatal egipcia.

Mubarak todavía no ha salido de la prisión cairota de Tora y que los servicios penitenciarios están a la espera de una orden de la fiscalía para permitir su marcha.

"No hemos recibido ninguna orden para excarcelar a Mubarak. El asunto se encuentra en el campo de la fiscalía. Si hay algo, será mañana por la mañana y lo anunciaremos", dijo un portavoz de Interior.

Acusado de corrupción

El Tribunal de Apelaciones de Delitos del norte de El Cairo consideró este miércoles que Mubarak debe ser excarcelado, puesto que ha superado el plazo máximo para seguir en prisión preventiva en la última causa por la que no había recibido todavía una orden de libertad provisional.

Esa corte aceptó el recurso de la defensa de Mubarak en el proceso abierto contra él por haber supuestamente recibido regalos valorados en millones de libras egipcias de parte del conglomerado de instituciones periodísticas estatales Al Ahram.

Varias causas pendientes

Pese a que la confusión predomina acerca del futuro inmediato de Mubarak, todas las fuentes coinciden en señalar que el exmandatario debe afrontar todavía varios procesos, comenzando por la sesión prevista para el próximo domingo del juicio contra él por la muerte de manifestantes durante la revolución que lo derrocó en 2011.

Hace dos días, una corte ya ordenó la libertad provisional de Mubarak por otro caso de corrupción relacionado con el desvío de fondos públicos para construir y rehabilitar sus mansiones particulares.

Mubarak afronta además, con sus dos hijos y el empresario fugado Husein Salem, cargos de enriquecimiento ilícito y daño premeditado a los fondos públicos relacionados con la venta de gas a Israel.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios