Menú

Al Asad pedirá un "alto el fuego" en Siria

Según el tirano sirio, la guerra ha llegado a "un punto muerto" en el que ninguno de los dos bandos podrá vencer.

Según el tirano sirio, la guerra ha llegado a "un punto muerto" en el que ninguno de los dos bandos podrá vencer.

Según el viceprimer ministro sirio, Qadri Jamil, la guerra en Siria se encuentra en un "callejón sin salida". Así se lo ha asegurado en una entrevista a The Guardian, donde ha anunciado que Bashar Al Asad pedirá un "alto el fuego" durante la conferencia de Génova Dos, que debatirá el futuro del país. Este encuentro ya ha sido cancelado en dos ocasiones.

Jamil, que dice hablar en nombre de Al Asad, asegura que si en esta oportunidad se llega a un acuerdo de paz, podría mantenese por "observación internacional" por observadores "neutrales" de la ONU. Señala que "ningún bando a sido suficientemente fuerte" porque "ni la oposición armada ni el régimen es capaz de vencer al otro bando", y la situación de "equilibrio cero de fuerzas" seguirá así "un tiempo".

En Génova, el Gobierno de Al Asad pedirá "el fin de la intervención externa, un alto el fuego y el inicio de un proceso político de paz de manera que los ciudadanos sirios pueden disfrutar de autodeterminación sin acciones de fuera y de forma democrática". Además, cargó contra EEUU porque "está intentando darle el papel principal al Consejo de Seguridad Nacional. Estamos hartos de este punto de vista monopolístico".

El viceprimer ministro aseguró además que el actual régimen sirio está cambiando y consideró que el informe de la ONU sobre el ataque del día 21, que aseguró que se usaron armas químicas, "no fue muy objetivo".

Irán se ofrece para mediar

Por otro lado, el presidente de Irán, Hasán Rohani, se ha ofrecido como mediador en un eventual diálogo entre el Gobierno de Bashar al Assad y la oposición para poner fin a la guerra civil en Siria, en el artículo que ha publicado este viernes en el diario estadounidense The Washington Post para exponer su enfoque de las relaciones internacionales.

"Hace tres meses, mi plataforma Prudencia y Esperanza consiguió un amplio apoyo popular. Los iraníes abrazaron mi enfoque de los asuntos nacionales e internacionales porque vieron que estaban estancados. Estoy comprometido a cumplir mis promesas, incluida la de entablar una interacción constructiva con el resto del mundo", ha dicho.

Rohani ha defendido que "el mundo ha cambiado" porque "las relaciones internacionales ya no son más un juego de suma cero, sino un tablero multidimensional donde la cooperación y la competición se dan simultáneamente". "Ya ha acabado la era de los conflictos sangrientos. Ahora, se espera que los líderes mundiales conviertan las amenazas en oportunidades", ha indicado.

El presidente iraní, ha llamado a "unir nuestras manos constructivamente para trabajar por el diálogo nacional, ya sea en Siria en Bahréin para crear una atmósfera en la que los pueblos de la región puedan decidir su propio futuro".

No obstante, el presidente iraní solamente se ha referido a la guerra civil en Siria. "Como parte de esto, anuncio la disposición de mi Gobierno a ayudar a facilitar el diálogo entre el Gobierno sirio y la oposición", ha dicho.

En cuanto a la cuestión identitaria, el jefe de Gobierno ha considerado que "está en el corazón de las feroces batallas en Siria, Irak y Afganistán (...) y se extiende hasta el caso del pacífico programa nuclear iraní".

"Para nosotros, dominar el ciclo de combustible atómico y generar energía nuclear se trata tanto de diversificar nuestros recursos energéticos como de lo que somos como nación, nuestras demandas de dignidad y respeto, de ocupar el lugar que nos corresponde en el mundo", ha explicado.

Temas

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro