Menú

Estado Islámico pidió un rescate de 100 millones de euros por James Foley

Los padres del periodista norteamericano destacan la valentía de su hijo.

0

El Estado Islámico pidió inicialmente un rescate de 100 millones de euros a cambio de la liberación del periodista estadounidense James Foley antes de advertir la semana pasada en un correo electrónico a su familia de que le ejecutaría, amenaza que hizo efectiva este martes.

Así lo ha revelado en declaraciones a los medios estadounidenses Philip Balboni, presidente ejecutivo de GlobalPost, el medio electrónico para el que trabajaba Foley en Siria cuando fue secuestrado en noviembre de 2012.

Según ha indicado, los captores de Foley pidieron a la familia del periodista y al GlobalPost un rescate de 100 millones de euros. El mensaje fue trasladado a las autoridades pertinentes. Sin embargo, la respuesta del Gobierno estadounidense, como viene siendo su política en este tipo de casos fue negativa, destaca el New York Times, que también ha informado de la petición de un "rescate multimillonario" por James Foley, citando a un representante de su familia y a un antiguo rehén que estuvo retenido junto a él en Siria.

La petición de rescate llegó en noviembre de 2013, acompañada por una prueba de vida, y a partir de entonces hubo "muy pocos" mensajes de los captores que, según Balboni, "no eran muy locuaces" simplemente formulaban sus "demandas".

Finalmente, y tras un silencio, el pasado miércoles la familia recibió un nuevo mensaje. "El mensaje era corrosivo y estaba cargado de rabia contra Estados Unidos. Era terriblemente serio", ha explicado Balboni, precisando que en él se amenazaba con ejecutar a Foley.

"Obviamente, confiamos y rezamos para que eso no ocurriera (...) desgraciadamente no mostraron ninguna piedad", ha lamentado, asegurando que en su último mensaje, que igualmente se hizo llegar al Gobierno, "no había ninguna demanda".

Los padres de Foley destacan su valentía

Con la voz entrecortada y una evidente tristeza en el rostro, los padres de James Foley han hablado en las últimas horas de la valentía y del gran corazón de su hijo. John y Diane Foley, desde la puerta de su casa en New Hampshire, declararon con gran serenidad tras la muerte de su hijo: "No hay ninguna razón para esta masacre, Jim era un símbolo para nuestro país. Jim estaba allí para escuchar la verdad y ser testimonio del amor y el sufrimiento. Ellos sabían eso", dijo en referencia al grupo islámico ISIS.

"Jim tenía un gran corazón y eso es lo que compartimos con el presidente Obama. Simplemente oramos para que la muerte de Jim pueda traer unidad a nuestro país", dijo Diane. Su esposo se quebró cuando dijo que uno de los últimos deseos de su hijo fue pasar más tiempo con su familia.

"Estamos muy orgullosos de Jim, era un periodista generoso y valiente. Un estadounidense compasivo", dijo. "Jim nunca hubiera querido que odiáramos. Estamos orando para tener fuerzas para amar como él lo hizo. Estamos orando por la misericordia por los rehenes restantes", dijo Diane.

James es el hijo mayor de Diane y John, residentes en Rochester, Nueva Hampshire. Tenía cuatro hermanos, uno de los cuales es miembro de las fuerzas armadas. Los Foley recordaron que cuando supieron de la decisión de Jim de ir a trabajar a zonas en conflicto, despertó el enojo y la preocupación de sus hermanos, pero luego entendieron que lo que lo impulsaba era la pasión por su trabajo. "No estaba loco, estaba motivado", dijo John.

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD