Menú

Cuatro israelíes asesinados en un atentado en una sinagoga en Jerusalén

Según las primeras informaciones, los dos atacantes entraron en el recinto armados con cuchillos y hachas y atacaron a los fieles allí reunidos.

LD/ Agencias
72

Al menos seis personas, entre ellas los dos presuntos atacantes, murieron este martes en un tiroteo en una sinagoga y yeshiva (seminario rabínico) del barrio ortodoxo de Har Nof, en Jerusalén Oeste, informó la Policía local.

Según fuentes sanitarias, otras ocho personas resultaron heridas -algunas de ellas graves- cuando dos hombres, al parecer palestinos de Jerusalén Este, entraron en la sinagoga armados con un cuchillo, un hacha y una pistola y atacaron en dos lugares distintos a los que rezaban, antes de ser abatidos por agentes.

La Policía ha confirmado la muerte de cuatro israelíes y la de los dos atacantes y ha asegurado que investiga lo que considera un ataque terrorista, el segundo más grave perpetrado en Jerusalén desde el fin de la Segunda Intifada.

"Dos terroristas entraron en la sinagoga del barrio de Har Nof. Atacaron con un hacha, un cuchillo y una pistola. Cuatro personas que oraban murieron. La Policía que llegó al lugar de los hechos disparó y mató a los terroristas", explicó Luvba Samri, portavoz de la Policía para medios en hebreo."Estamos considerando esto como un ataque terrorista", ha dicho el portavoz de la Policía Micky Rosenfeld, tal y como ha recogido la agencia británica de noticias Reuters.

En el último mes, cinco israelíes -sin contar a los fallecidos de este martes- y un extranjero han muerto víctimas de ataques de palestinos. En respuesta, las fuerzas de seguridad de Israel han matado a una decena de palestinos, incluidos los supuestos autores de esos ataques.

Hamás: "Bendecimos la operación"

Los movimientos islamistas radicales palestinos Hamas y Yihad Islámica aplaudieron la acción y subrayaron que se trata "de la reacción natural a los crímenes que perpetran los ocupantes y los colonos".

Así se expresaba, en un mensaje colgado en su página de la red social Facebook, el portavoz de Hamás en Cisjordania, Husam Badram: "Bendecimos la operación en Jerusalén y apreciamos el heroísmo de quienes la llevaron a cabo. Es un acto selectivo de resistencia a la ocupación y la respuesta práctica a los continuos crímenes de los ocupantes, el último de los cuales ha sido ahorcar a sangre fría a un conductor de autobús ayer en Jerusalén", afirmó Badram.

El ahorcamiento al que hace referencia el mensaje de la organización terrorista ha sido, según la policía israelí, un suicidio, que según los familiares del muerto fue un asesinato.

Netanyahu promete "puño de hierro"

Casi al mismo tiempo, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, advirtió de que responderá "con puño de hierro" al ataque, el más sangriento perpetrado en la ciudad desde 2008, y acusó al presidente palestino, Mahmud Abas, y al movimiento islamista Hamás, de provocarlo.

"Esto es el resultado de las provocaciones lideradas por Hamás y Abu Mazen -Mahmud Abas-, unas provocaciones que la comunidad internacional ignora de forma irresponsable", dijo Netanyahu en un breve comunicado previo a una reunión de Seguridad.

Abás: condena pero...

El presidente palestino Mahmud Abás, por su parte, condenó el atentado pero acto seguido lo justificó al pedir el fin de "las provocaciones de colonos judíos y del gobierno de Israel".

En un comunicado difundido a través de la agencia de noticias local Wafa, la presidencia palestina insistió en su compromiso con la solución de los dos Estados y las medidas acordadas en Amán en las últimas semanas para restablecer la calma en Jerusalén: "La presidencia palestina condena toda forma ataque que tenga como objetivo a civiles sin importar quien lo haya cometido. La presidencia palestina condena el ataque que causó la muerte a los que oraban en uno de los lugares de rezo de Jerusalén", explicó la nota.

Según los investigadores, los terroristas -que han sido abatidos por la Policía que ha impedido así más muertes- han sido identificados Ghasan Abu Jamal y Odai Abu Jamal, residentes en el barrio árabe de Yabal al Mukaber, en Jerusalén Este, y que al parecer trabajaban en la zona.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios