Menú

Israel regala un dron a Rusia y crea un lío diplomático con España y EEUU

El aparato es español y cuenta con tecnología estadounidense. Está en la lista de material de doble uso que no se puede exportar a Rusia.

0
Israel regala un dron a Rusia y crea un lío diplomático con España y EEUU
El dron Sniper de la discordia. | Alpha Unmanned Systems

El primer ministro de Rusia, Dmitri Medvédev, se desplazó hace unas semanas a Israel en visita oficial para conmemorar el 25 aniversario del establecimiento de las relaciones entre los ambos países. Allí tuvo una apretada agenda que incluyó, además de un encuentro con el presidente israelí, Reuvén Rivlin, una visita al Centro israelí de Ingeniería Agrícola Volcani, que se ha convertido en un auténtico problema para el ministro de agricultura hebreo, Uri Ariel.

Durante esa visita, el responsable de la agricultura del país le enseño a Medvédev un pequeño dron con formato de helicóptero que utilizan para monitorizar las cosechas del país. Las cámaras que tiene acopladas permiten conocer la situación de la siembras y comprobar si hay alguna zona a la que no está llegando el agua adecuadamente. El aparato gustó al número dos ruso que, incluso, llegó a manejarlo, por lo que Ariel decidió regalárselo. Y ahí empezaron los problemas.

El dron en cuestión en el modelo Sniper de la empresa española Alpha Unmanned Systems, que tiene un coste aproximado de 70.000 euros. Con una autonomía de dos horas, una velocidad de crucero de 55 km/h y una altura máxima de 3000 metros, incorpora una cámara de infrarrojos, una térmica y otra que se adapta a la luz existente, lo que incluye un modo nocturno. Por lo tanto, puede ser utilizado también para misiones de inteligencia o control de fronteras, es decir, también es tecnología militar.

La venta del aparato por parte de la empresa española al centro israelí fue autorizada por el Gobierno de España, como debe pasar por ley con el material de doble uso, e incluía en el contrato la restricción de que no podía ser vendida o cedida a cualquier otro país o usuario sin la autorización expresa de Alpha Unmanned Systems y el Gobierno español, algo que no ha sucedido en este caso. Además, este material no puede exportarse a Rusia tras las últimas sanciones de la UE al país por el conflicto de Ucrania.

Este regalo ha metido a Israel en un lío diplomático. El Ministerio de Exteriores español ha pedido explicaciones a la embajada hebrea en Madrid, a la que ha recordado que el usuario final de la venta era el Centro Volcani y con la cesión del aparato sin autorización expresa de las autoridades españolas "se habrían vulnerado los términos del contrato y la legislación referente a la exportación de este material sensible". Asimismo le ha recordado que la restricción de venta de esta material a Rusia es para "preservar la seguridad en nuestras regiones".

España no ha sido el único país en protestar. Estados Unidos ha pedido explicaciones a Israel por el regalo del dron ante la posible transferencia de tecnología norteamericana a Rusia inclumpliendo las sanciones de Washington a Moscú, ya parte de la tecnología que utilizan las cámaras del mini-helicóptero pertenecen a empresas americanas. Según informa el diario israelí Haaretz, el embajador estadounidense en el país espera que el Ministro de Defensa hebreo le trasmita esas explicaciones en próximos días.

Pero el lío también se ha montado dentro de Israel. Según informa el diario The Jerusalem Post, el gobierno israelí se encuentra "avergonzado" con la decisión unilateral de su ministro de Agricultura de regalar el dron sin autorización a Medvédev y no sólo por los problemas diplomáticos que le puede traer con Estados Unidos y España, sino también porque ha vulnerado las propias leyes israelíes sobre la exportación de material de doble uso, lo que ha hecho que el Ministerio de Defensa hebreo se desentienda del regalo: "No se coordinó con nosotros".

Mientras el Gobierno israelí trata de capear el temporal, buena parte de la oposición ha pedido la dimisión del ministro de Agricultura por regalar material sin que tuviese autorización para hacerlo y por poner en manos de países equivocados tecnología facilitada por países aliados. Incluso, el Movimiento por la Calidad del Gobierno en Israel ha pedido que Ariel pague lo que costó el dron de su propio bolsillo.

Temas

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios