Menú

Israel y Hamás pactan una tregua tras dos días de intenso bombardeo terrorista y una dura respuesta militar

La mediación egipcia ha logrado una tregua con la que se frena la peor escalada de violencia en años, que ha causado decenas de muertos.

LD/Agencias
0
Funeral de una de las víctimas israelíes. | EFE

Gaza e Israel han amanecido este lunes en calma tras el anuncio de madrugada de un acuerdo de alto el fuego con mediación egipcia para poner fin a dos días de violencia en los que han muerto 27 personas.

El Ejército israelí, por su parte ha anunciado el levantamiento de las medidas de seguridad impuestas a la población civil: "Desde las siete de la mañana todas las restricciones de protección en el frente interior serán levantadas", informó el Ejército en un breve comunicado del que se hace eco Efe.

Fuentes oficiales palestinas en Gaza informaron anoche de que el alto el fuego entraría en vigor a las 4:30 hora local (1.30 GMT), y desde esa hora no se volvió a producir ningún lanzamiento de cohetes de los grupos terroristas hacia territorio israelí.

Las últimas alarmas antiaéreas se activaron en las localidades adyacentes a la Franja en torno a las 2.30 hora local (23.30 GMT del domingo), informó el Ejército, que añadió que durante la madrugada atacó 30 objetivos militares de Hamás y la Yihad Islámica, incluidas plataformas de lanzamiento de cohetes, un centro de operaciones militar, almacenes de armas y centros de entrenamiento.

690 cohetes en dos días

Desde la mañana del sábado los grupos terroristas palestinos en Gaza han lanzado 690 cohetes contra territorio israelí, que han causado cuatro muertos y decenas de heridos de diversa consideración, a pesar de que 240 de ellos interceptados por el sistema antimisiles Cúpula de Hierro. Además, según las autoridades de Israel uno de los cohetes lanzados por los propios palestinos cayó en la propia Franja de Gaza causando la muerte de una mujer embarazada y un menor.

Israel ha respondido al bombardeo masivo con unos 350 ataques a posiciones terroristas que han causado la muerte de 21 palestinos, la mayor parte de ellos miembros de las bandas terroristas, pero también otra mujer embarazada y otro menor. Estas cifras convierten a lo ocurrido en la escalada de violencia más importante desde la guerra del 2014.

Protestas internas

El alto al fuego no ha despertado una aprobación unánime en Israel. Por ejemplo, Benny Gantz, exjefe del Estado Mayor que fue el segundo candidato más votado en las recientes elecciones generales al frente de una coalición de centro izquierda, ha criticado la tregua señalando que supone "una nueva rendición al chantaje de Hamás y las organizaciones terroristas" y mostró su esperanza de que "si se renueva la violencia, la respuesta será severa".

Por su parte, el primer ministro y titular de Defensa de Israel, Benjamín Netanyahu, ha advertido de que la campaña sobre Gaza no ha terminado pese a la tregua: "Los últimos dos días hemos golpeado a Hamás y la Yihad Islámica con contundente fuerza, atacando más de 350 objetivos, a sus líderes y agentes terroristas y destruyendo edificios terroristas", declaró.

Según medios palestinos, Hamás ha exigido que para esta nueva tregua se implementen los términos establecidos en la acordada tras la última ola de violencia a fines de marzo, incluyendo la mejora de las condiciones en la Franja, la expansión del área de pesca en las costas del enclave y la autorización por parte de Israel de la entrada mensual de dinero enviado por Qatar y de distintos bienes y ayuda humanitaria.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco