Menú

Un buque de guerra británico intentó evitar que Irán capturara el petrolero en el estrecho de Ormuz

El HMS Montrose no llegó a tiempo de evitar la detención del buque, a la que llegaron lanchas rápidas y militares desde un helicóptero.

LD/Agencias
0

Irán informó este sábado de que un buque de guerra británico intentó impedir el viernes la captura del petrolero Stena Impero en el estrecho de Ormuz. El portavoz de los Guardianes de la Revolución, Ramezan Sharif, explicó en un comunicado que a pesar de "la intervención" del buque de guerra, que no es identificado, los comandos navales iraníes pudieron llevar el petrolero a la costa.

Según publicaron medios británicos, el "HMS Montrose" de la Marina británica, que está cerca de Ormuz para proteger la navegación de sus petroleros, no llegó a tiempo para ayudar al Stena Impero.

El vídeo de la captura solo muestra a lanchas rápidas aproximándose al petrolero y militares iraníes con pasamontañas y ametralladoras descolgándose desde un helicóptero para abordar el Stena Impero.

El portavoz de los Guardianes, además de señalar que el buque de guerra "escoltaba" al petrolero, indicó que el "Stena Impero" apagó su localizador GPS y entró en el estrecho de Ormuz por el sur, que es la vía de salida.

Además, según su versión, ignoró "las advertencias y avisos" de la Fuerza Naval del Cuerpo de los Guardianes de la Revolución. "Debido a la sensibilidad de la presencia provocadora y no profesional de las fuerzas extra regionales en esta zona, la aplicación de estas reglas tiene más importancia", subrayó.

El portavoz denunció de hecho "los comportamientos arrogantes, provocadores y amenazadores de algunos buques extranjeros y el incumplimiento de las normas marítimas internacionales". Por ello, advirtió de que la Guardia Revolucionaria "no permitirá que los intereses nacionales (de Irán) y la seguridad de esta región se vean perjudicados con estos comportamientos".

El petrolero británico y sus 23 tripulantes se encuentran en el puerto iraní de Bandar Abas mientras se desarrolla una investigación por su supuesta infracción de las normas de navegación.

Aunque las autoridades iraníes insisten en la causa legal, varios responsables reconocieron que su captura es un acto de represalia por la retención en Gibraltar del petrolero iraní Grace 1 desde hace dos semanas por supuestamente transportar crudo a Siria, país sujeto a sanciones europeas.

La captura del petrolero británico ha generado una crisis diplomática entre Teherán y Londres y ha disparado la tensión en el golfo Pérsico, donde en los últimos meses se han producido numerosos incidentes con barcos y drones.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios