Menú

Irán ataca con misiles balísticos dos bases militares en Irak con tropas de Estados Unidos

Los ataques son la respuesta del Gobierno de Irán al ataque con drones que terminó con la vida del general Qasem Soleimaní.

0

Preocupación por una posible escalada bélica en Oriente Medio. El Cuerpo de la Guardia Revolucionaria (IRGC, por sus siglas en inglés) de Irán ha lanzado durante la madrugada de este miércoles un ataque combinado contra al menos dos bases militares en Irak en la que se encuentran desplegados militares de Estados Unidos. Hasta el momento se desconoce si se han producido pérdidas humanas o materiales.

Los ataques han tenido como destino la base de Ansi Al Asad, ubicada en la gobernación de Anbar (en la frontera con Siria y Jordania) y la de Erbil, capital de la gobernación del Kurdistán. Según las primeras informaciones, contra las mismas habrían impactado al menos una docena de misiles balísticos, según han informado fuentes del Pentágono estadounidense, que ha confirmado que el ataque proviene desde territorio iraní.

En este sentido, el Departamento de Defensa norteamericano ha comunicado que se "han tomado todas las medidas apropiadas para salvaguardar" a su personal y que las bases que albergan tropas estadounidenses en Irak han estado en "alerta máxima" desde que a principio de las Navidades comenzaron los ataques de las milicias chiíes del país contra instalaciones iraquíes y la embajada estadounidense en el país.

Los ataques son la respuesta del Gobierno de Irán al ataque con aviones no tripulados que hace unos días terminó con la vida en las cercanías del aeropuerto de la capital iraquí al general iraní Qasem Soleimaní, líder de las fuerzas Al Quds, el grupo de la Guardia Revolucionaria especializado en guerras no convencionales, asesoramiento de grupos terroristas e inteligencia militar.

La propia Guardia Revolucionaria iraní ha reivindicado el ataque contra las instalaciones militares en Irak, según informa la cadena de televisión pública persa Press TV.

Trump: "Todo está bien"

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado este martes que "todo está bien" tras el ataque a las bases iraquíes de Al Asad e Irbil, que albergan tropas estadounidenses, y que ha sido reivindicado por la Guardia Revolucionaria de Irán en respuesta a la muerte del general iraní Qasem Soleimani.

"¡Todo está bien! Misiles lanzados desde Irán a dos bases militares ubicadas en Irak", ha indicado el mandatario mediante su cuenta de Twitter, al tiempo que ha informado de se estaba llevando a cabo "la evaluación de víctimas y daños". "¡Hasta aquí todo bien!", ha insistido.

De forma paralela, ha expresado que Estados Unidos tiene "el Ejército más poderoso y bien equipado en cualquier parte del mundo, con diferencia". Por último, ha confirmado que realizará una declaración sobre el ataque este miércoles.

Jameneí: "La presencia de EEUU debe terminar"

El líder supremo de Irán, Alí Jameneí, aseguró este miércoles que el ataque contra las bases con presencia estadounidense "no es suficiente" venganza y que es necesario expulsar a las tropas de ese país de la región de Oriente Medio.

"Se les dio una bofetada pero tal acción militar no es suficiente, la presencia corrupta de EEUU debe terminar", subrayó el líder en un discurso televisado en la ciudad de Qom después de que la Guardia Revolucionaria bombardeara la citada base en Irak en respuesta al ataque que acabó con la vida del general terrorista Qasem Soleimaní.

Jameneí afirmó que los estadounidenses trajeron a la región de Oriente Medio "guerra, sedición y destrucción" ante una multitud que en varias ocasiones gritó "Muerte a EEUU" y "Muerte a Israel".

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios