Menú

Los sondeos a pie de urna sitúan a Netanyahu a las puertas de la mayoría absoluta

Los tres sondeos a pie de urna publicados en Israel pronostican una clara victoria de los partidos afines al primer ministro Benjamin Netanyahu.

LD (Agencias)
0
Los tres sondeos a pie de urna publicados en Israel pronostican una clara victoria de los partidos afines al primer ministro Benjamin Netanyahu.
Benjamin Netanyahu, en un acto de campaña. | EFE

El estudio publicado por Channel 13 otorga al Likud de Benjamin Netanyahu 37 de los 120 escaños de la Knesset o Parlamento israelí, por delante de su principal rival, el partido Azul y Blanco de Benny Gantz (32 asientos). La tercera fuerza volvería a ser la Lista Conjunta árabe-israelí con 14 asientos.

Sin embargo, sumando a los partidos ultraortodoxos aliados de Netanyahu el actual primer ministro conseguiría sumar 60 asientos, uno por debajo de la mayoría absoluta, frente a los 52 del bloque que apoyaría a Gantz. Quedaría al margen de los dos bloques el partido Yisrael Beyteinu de Avigdor Lieberman con ocho asientos.

El sondeo a pie de urna de Kan pronostica unos resultados muy similares: 36 de Likud, 33 de Azul y Blanco, 15 de Lista Conjunta, 9 de Shas, 8 de Judaísmo Unido de la Torá, 7 de Yamina, 6 de la coalición de izquierda Partido Laborista-Gesher-Meretz y 6 de Yisrael Beyteinu. El bloque afín a Netanyahu sumaría 60 asientos; 54 el de Gantz y 6 Lieberman.

El tercer estudio es el de Channel 12, que pronostica 37 asientos para el Likud, 33 de Azul y Blanco, 14 de Lista Conjunta, 9 de Shas, 7 de Judaísmo Unido de la Torá, 7 de Yamina, 7 de Partido Laborista-Gesher-Meretz y 6 de Yisrael Beyteinu. Netanyahu contaría con 60 afines, Gantz con 54 y restarían los seis diputados de Yisrael Beyteinu.

Destaca también el primer dato oficial de la votación, el de la participación, con un 65,5% hasta las 20:00 horas, la cifra más alta hasta esa hora desde las elecciones de 1999, disipando así los temores al desencanto por ser las terceras elecciones en once meses.

Rápidas reacciones

"Es una gran victoria para Israel", publicó Netanyahu en hebreo en su cuenta en Twitter poco después de un mensaje con un escueto "gracias" lanzado poco después de conocerse las encuestas a pie de urna.

La otra cara de la moneda es Azul y Blanco. En la sede central del partido en Tel Aviv las encuestas han sido un mazazo: "La sensación principal es la decepción", apuntó el activista Nachum Schwartzberg en declaraciones a The Times of Israel. "La principal decepción es que la gente haya ignorado la lamentable campaña del Likud y las tres imputaciones de Netanyahu", explicó.

Fuentes del partido reconocen que los sondeos a pie de urna son un "verdadero golpe" para el partido, pero mantienen el optimismo a la espera de los resultados oficiales. "Nadie va a rendirse en la búsqueda de un futuro mejor", dijo una fuente de la formación.

Mientras, el que podría ser partido bisagra, Yisrael Beytenu, reiteró a través de su líder Avigdor Liberman que no se sumará a un gobierno de coalición de Netanyahu con presencia de los ultraortodoxos Shas y Judaísmo Unido de la Torá. "Somos un partido de principios", subrayó.

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios