Menú

Al menos un muerto y 14 heridos en dos atentados con bomba en Jerusalén

La explosión de las dos bombas se ha producido en sendas paradas de autobús en las entradas por carretera a Jerusalén.

La explosión de las dos bombas se ha producido en sendas paradas de autobús en las entradas por carretera a Jerusalén.
Doble atentado con bombas en dos paradas de autobuses en las entradas de Jerusalén. | EFE

Tal y como ha informado la Policía de Israel, las dos bombas han explotado en dos paradas de autobús en las entradas por carretera a Jerusalén, provocando al menos un muerto y 14 heridos, cuatro de ellos de gravedad.

La primera explosión ha tenido lugar alrededor de las 7:00 horas (hora local) en la entrada principal de Jerusalén por el barrio de Givat Shaul. resultando heridas 12 personas. Todos ellos fueron trasladados a hospitales cercanos, tres en condición crítica y un cuarto, menor de 16 años de edad, que fue declarado muerto poco después, informaron el servicio de emergencias Maguén David Adom y la Policía.

Media hora después se ha producido una segunda explosión, en el cruce del barrio de Ramot, otra entrada a Jerusalén. En esta segunda explosión han resultado levemente heridas por la metralla y esquirlas al menos tres personas, según han detallado los servicios médicos.

Las víctimas han sido trasladadas a dos hospitales cercanos en la ciudad de Jerusalén, según The Times of Israel.

Bomba en una mochila abandonada

La Policía de Israel ha señalado que las explosiones han tenido lugar cerca de la estación central de autobuses y habrían sido causadas por una bomba colocada en una mochila abandonada en la parada.

En este sentido, las fuerzas de seguridad están buscando otras posibles bombas en paradas de autobús de los alrededores de Israel, ya que están tratando las explosiones como un ataque conjunto coordinado, según reporta The Jerusalem Post.

Los ataques con artefactos explosivos en espacio público y contra civiles no eran comunes en Jerusalén desde hace años. El comisionado de Policía de Israel, Kobi Shabtai, ha asegurado que este tipo de "ataque" en Jerusalén "no se había visto en años", por lo que ha pedido a la ciudadanía que esté en alerta.

El último fue en 2016, aunque atentados de esta índole se asocian más bien al período de la Segunda Intifada (2000-2005), cuando los ataques bomba cometidos por grupos palestinos se convirtieron en una realidad constante propia del conflicto palestino-israelí.

La Policía busca a posibles sospechosos en las zonas afectadas, ha cortado varias vías de acceso a Jerusalén y sospecha que se trató de un "ataque terrorista", lo que sería el primero de esta índole en Jerusalén en años. De la primera inspección en los lugares de las explosiones se deduce que "se colocaron diferentes cargas explosivas en ambas escenas", en lo que indica "un posible ataque combinado".

Hamás celebra el ataque

Ninguna facción palestina ha reivindicado, de momento, la responsabilidad de las explosiones, aunque el grupo terrorista Hamás sí celebró el ataque.

"Felicitamos a nuestro pueblo palestino y a nuestro pueblo en la ciudad ocupada de Jerusalén por la heroica operación", dijo Hamás en un comunicado, donde consideró que este incidente "es resultado de los crímenes de la ocupación (Israel) y los colonos".

Estado de alerta

Tras lo sucedido, el primer ministro saliente, Yair Lapid, convocó una reunión de seguridad a las 12:00 hora local para tratar la situación.

Además, las fuerzas de seguridad israelíes se pusieron en alerta en todo el país y sobre todo en Jerusalén, donde cortaron varias vías de acceso a la ciudad. También desplegaron refuerzos y realizan "búsquedas exhaustivas" por tierra y aire, pues creen que los sospechosos podrían estar aún en la ciudad o sus alrededores.

Seis meses de tensión

El atentado se ha producido tras más de seis meses de fuerte tensión en el marco del conflicto palestino-israelí, con ataques por parte de palestinos y sangrientas redadas por parte del Ejército israelí.

En lo que va de año, 148 palestinos han muerto en incidentes violentos en Cisjordania e Israel, lo que convierte a 2022 en el año más mortífero desde 2006. Del lado israelí, han muerto 28 personas.

A su vez, el servicio de Seguridad Interior israelí (Shin Bet) aseguró hoy a la prensa que este 2022 ha impedido más de 300 ataques, 34 de ellos con explosivos y dos intentos de atentado suicida.

Temas

En Internacional

    0
    comentarios

    Servicios

    • Reloj España
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad