Menú

Lula supera todas las marcas de infamia y compara la guerra en Gaza con el Holocausto

El presidente de Brasil ha hecho las declaraciones más infames desde sobre la guerra en Gaza. Israel convoca al embajador brasileño: "Es vergonzoso".

El presidente de Brasil ha hecho las declaraciones más infames desde sobre la guerra en Gaza. Israel convoca al embajador brasileño: "Es vergonzoso".
Lula en una imagen reciente. | © Leandro Chemalle/TheNEWS2 via ZUMA Press Wire

Seis millones de judíos murieron en el Holocausto. Fueron asesinados en masa y enterrados en inmensas fosas comunes en las masacres perpetradas por los Einsatzgruppen de las SS; asfixiados hasta la muerte en la cámaras de gas de los campos de exterminio, donde eran convertidos en ceniza sólo unas horas después de haber llegado; o incluso asfixiados en camiones atestados en los que los tubos de escape se habían desviado al compartimento de carga.

Seis millones de judíos y, aproximadamente, medio millón de gitanos, que sufrieron la misma suerte por los mismos o parecidos métodos. Sin ir más lejos: decenas de miles fueron asesinados en Auschwitz-Birkenau, el mayor de los campos de exterminio.

Sin embargo, pese a lo terrible de las cifras y a lo dramático de las historias que las acompañan, el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, se ha permitido este domingo comparar el Holocausto con la guerra que está desarrollándose en Gaza.

"¿Sabe? Lo que está pasando en la Franja de Gaza con el pueblo palestino no existe en ningún otro momento histórico. Pero existió cuando Hitler decidió matar a los judíos", ha afirmado Lula durante un viaje a Etiopía, según recoge la agencia Europa Press.

Más allá del abismo de cifras entre el las muertes del Holocausto y las de la guerra en Gaza; más allá de que el infame Lula olvida que la guerra actual empieza con una terrible agresión a Israel –un atentado con 1.200 asesinados, mujeres violadas y más de dos centenares de secuestrados–; resulta grotesco comparar el resultado de un conflicto bélico, por terrible que sea, con los asesinatos en masa, las deportaciones y las cámaras de gas.

Pero ninguna de esas cosas ha impedido las infames declaraciones de Lula, que se ha destapado no sólo como un antisemita furibundo, sino como un personaje sin ningún escrúpulo que hace declaraciones que le invalidad completamente para el cargo que ejerce, pues hay que estar muy enfermo de odio o en un estado avanzado de demencia para decir tal cosa.

Reacción de Israel

La reacción de Israel no se ha hecho esperar: el ministro de exteriores, Israel Katz, ha anunciado que este lunes convocará al embajador brasileño en su país para trasladarle una queja formal del gobierno y ha calificado las declaraciones de Lula de "vergonzosas y graves".

Por su parte, el primer ministro Benjamin Netanyahu ha hablado de unas declaraciones "alarmantes" y ha asegurado que decir tal cosa es "trivializar el Holocausto e intentar hacer daño al pueblo judío y perjudicar el derecho de Israel a defenderse". También ha recordado que Israel está defendiéndose y que "comparar Israel con el Holocausto nazi y con Hitler es cruzar una línea roja.

Antisemitismo de manual

Conviene recordar que la Definición del Antisemitismo de la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto deja muy claro que el comportamiento de Lula es sin ninguna duda antisemita.

Este texto, que es aceptado por gran cantidad de instituciones y gobiernos de todo el mundo –entre ellos el español– pone varios ejemplos de lo que es una conducta antisemita, desde "pedir, apoyar o justificar muertes o daños contra los judíos, en nombre de una ideología radical o de una visión extremista de la religión" hasta "culpar a los judíos como pueblo o a Israel, como Estado, de inventar o exagerar el Holocausto".

Pues bien, entre estos ejemplos está "establecer comparaciones entre la política actual de Israel y la de los nazis", que es exactamente lo que ha hecho Lula en unas declaraciones que le retratan definitivamente.

Temas

En Internacional

    0
    comentarios