Menú

Los libros de Harry Potter saldrán al fin en formato electrónico

J.K. Rowling ha presentado Pottermore.com, la única web donde se venderán los libros de la saga en formato electrónico. Un problema para Amazon.

0

La creadora de la saga literaria sobre Harry Potter presentó este jueves en Londres Pottermore, una librería electrónica dedicada a la historias del mago en la que además de vender libros electrónicos la autora compartirá material inédito con los seguidores de su obra, quienes podrán participar además en una aventura virtual.

Para Rowling, Pottermore es una manera de "poder devolver algo a los fans que han seguido a Harry tan devotamente a lo largo de los años", y un medio para "llevar las historias a una nueva generación virtual". En esta web los fans podrán acceder a material inédito sobre personajes, compartir los libros y contribuir a hacer crecer el universo de la saga con comentarios, dibujos y otras aportaciones, informa Efe. Aunque no abrirá sus puertas oficialmente hasta el 1 de octubre, el 31 de julio podrán apuntarse ya hasta un millón de usuarios.

Rowling añadió que, desde 1998, cuando empezó la saga de novelas, ha ido generando mucho más material del que ha llegado a aparecer en los libros, y este material podrá ahora ver la luz en internet. La escritora admitió que es posible que llegue a publicarse una enciclopedia de Harry Potter, pero aseguró que no volverá a sacar otra novela, dando por finalizada la saga que la ha convertido en multimillonaria.

¿Se podrá leer en el Kindle?

El dispositivo de Amazon es el libro electrónico más popular del mundo, pero la librería no permite que sus usuarios compren libros en otras librerías. Así, el mundo del libro electrónico se ha dividido en dos partes: los usuarios de Kindle, que emplean un formato propio con una protección anticopia particular de Amazon, y todos los demás, que emplean el formato Epub con protección de Adobe.

Amazon no ha permitido hasta el momento vender fuera de su tienda libros electrónicos para Kindle, aunque como el formato sin protección es abierto y conocido no habría problema en hacerlo. Pero es dudoso que Rowling vaya a vender su libro sin protección, aunque nunca se sabe. Así que Amazon seguramente tenga ante sí una dura elección: o permite que se emplee su formato fuera de su tienda o actualiza el software del Kindle para aceptar el formato Epub. Pero nadie duda de que algo hará Amazon, ya que no puede permitir que el Kindle se convierta en el libro electrónico en el que no se puede leer la saga de Harry Potter.

En cualquiera de los dos casos, sus usuarios perderán la experiencia de compra de un libro electrónico: cuando se adquiere uno en la web de Amazon éste se transfiere de manera inalámbrica al Kindle. Por el contrario, el uso de un libro electrónico en Epub con protección DRM de Adobe requiere de un montón de pasos, que lo hacen bastante más incómodo.

Un terremoto para la industria editorial

La conversión de Rowling al mundo digital tendrá grandes implicaciones para la industria editorial, aunque aún no está claro cuáles, según el Financial Times, que compara la "conversión damascena" de la hasta ahora defensora a ultranza del papel impreso con la llegada de los Beatles al Itunes de Apple el pasado noviembre.

Este movimiento se hace dejando en segundo plano a las editoriales de sus libros, ya que Rowling tiene los derechos para la edición electrónica de sus novelas. Además, al vender directamente su material a los lectores, la escritora más rica del mundo deja de lado a intermediarios como Amazon o Itunes.

Hasta ahora la revolución del libro electrónico está permitiendo que algunos autores que carecen de respaldo de una gran editorial tengan un gran éxito. Amazon, que controla aproximadamente dos tercios del mercado del libro electrónico gracias a su Kindle, anunció esta semana que John Locke es el primer autor que, sin tener detrás una gran editorial, ha conseguido vender más de un millón de libros para Kindle.

Este movimiento de J.K. Rowling podría permitir a otros vender su obra sin la intermediación de las propias librerías online. No obstante, a muchos escritores les costaría un enorme esfuerzo tratar de emularla, al carecer de los fans de la saga Potter, su marca y el dinero suficiente para crear un portal propio que atraiga la atención. Según Shahid Khan, de la consultora MAG, si bien es cierto que las grandes bandas musicales como Radiohead consiguen vender directamente a los consumidores, otros grupos más pequeños han fracasado en el intento.

Del mismo modo, aunque Amazon seguramente cambie sus políticas por Rowling, parece difícil que lo haga por nadie más, de modo que resulta difícil que otros autores sigan ese paso de independizarse tanto de librerías como de editoriales, que ven como el mayor peligro para su negocio que cada vez más autores prescindan de su papel y trabajen directamente con Amazon y otros intermediarios.

Temas

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios