Menú

Windows 8 arrancará entre un 30 y un 70% más rápido

El nuevo sistema operativo presenta un nuevo modo de arranque que mezcla el apagado tradicional con la hibernación.

0

Steven Sinofsky, responsable de Office 2007, Windows 7 y 8, sigue explicando en el blog del próximo sistema operativo de Microsoft las novedades que incluirá. El jueves pasado escribió una nota explicando el nuevo proceso de arranque de Windows, que ya se mejoró en la versión actualmente en las tiendas, pero que ha experimentado cambios mucho más profundos para acortar el tiempo que tarda el ordenador en volver a la vida.

Hay que indicar que, según los datos de Microsoft, de todas las veces que apagamos el ordenador, un 45% en los portátiles y un 57% en los equipos de sobremesa lo hacemos siguiendo el ciclo tradicional de apagarlo del todo y arrancarlo desde cero: sigue siendo la opción más popular, por encima de las de suspender e hibernar.

Si el tiempo que tarda en arrancar Windows ha sido tradicionalmente un lastre para el sistema operativo, con la llegada de las tabletas y la intención de Microsoft de usar Windows 8 y no Windows Phone se ha convertido en un problema crítico. Las tabletas que usan IOS o Android arrancan de forma casi instantánea, en parte porque no tienen disco duro sino memoria Flash y en parte porque el sistema operativo está pensado desde el principio para arrancar rápido.

El sistema que ha buscado Microsoft para su Windows 8 es un sistema híbrido entre el arranque normal y la recuperación desde un equipo hibernado. Cuando se hiberna un ordenador, se guarda el contenido de la memoria y el estado de todos los procesos en un fichero. Luego, al arrancar, se lee el fichero y se restaura el estado en que estábamos antes de hibernar.

Además de esto, las tareas que debe seguir haciendo al arrancar se han paralelizado para aprovechar los nuevos procesadores de varios núcleos que ahora incluyen todos los ordenadores. De este modo algunas tareas se hacen a la vez en vez de una detrás de la otra.

Lo que ha hecho Microsoft es hibernar sólo una parte del sistema operativo, la que emplea el núcleo del sistema operativo. De este modo, las aplicaciones de los usuarios perderán su estado, pero los procesos del sistema y controladores de dispositivo se guardan en un fichero que se lee al reiniciar el equipo, reduciendo el tiempo que tarda en arrancar entre un 30 y un 70%, dependiendo del ordenador del que se trate.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 5 comentarios guardados

    Servicios