Menú

Jobs gana la batalla a Adobe desde la tumba: adiós a Flash en el móvil

Aunque argumentara razones técnicas, Steve Jobs no permitió Flash en sus dispositivos móviles por rencor tras la decisión de no adaptar Premiere al Mac en 1999.

0

Adobe ha anunciado que la versión 11.1 de Flash para Android y Blackberry Playbook será la última que desarrolle para dispositivos móviles. La popular extensión para navegadores web seguirá siendo mejorada en su versión para ordenadores, pero sus creadores dejarán de hacerlo para los móviles, aunque las versiones ya publicadas seguirán siendo soportadas. La compañía se centrará en las herramientas para crear contenidos en HTML5 y CSS3, tecnologías que se perfilan como el sustituto de Flash.

La otra vía por la que Adobe espera mantener Flash es AIR, la herramienta que permite crear aplicaciones hechas con Flash y que pueden funcionar de forma independiente en los sistemas operativos Windows, Mac OS X, Solaris, Linux, iOS y Android.

La historia de una discordia

El iPhone fue el primer móvil con el que se podía, más o menos, navegar por la web normal y no por la especialmente adaptada para las pequeñas pantallas de los teléfonos. No tenía Flash, pero el salto adelante era tan grande que nadie le dio demasiada importancia. Además se dio por sentado que Adobe terminaría creando una versión especial de Flash para el aparato en algún momento.

Pero con el tiempo, la llegada de Android y las versiones de Flash para prácticamente todos los sistemas operativos móviles menos el iOS se supo que la razón por la que ni el iPhone ni el iPad tienen Flash fue que Apple había decidido impedir a Adobe cualquier posibilidad de incorporar Flash en los dispositivos móviles de su marca. La versión oficial de la marca de la manzana es que Flash tenía muchos fallos técnicos, consumía demasiada batería y, además, HTML5 estaba empezando ya a desplazar a Flash.

En abril de 2010, Steve Jobs publicó una carta abierta en la que detallaba las razones técnicas por las que sus dispositivos móviles nunca tendrían Flash, pero también dejaba caer la verdadera razón de su negativa: "Adobe fue el último gran desarrollador en adaptarse completamente al Mac OS X". Aquella frase se refería a una decisión de Adobe que Steve Jobs consideró una traición, como revela su biografía oficial publicada recientemente.

Apple invirtió en Adobe ya en 1985 y ambas compañías tuvieron una relación muy estrecha durante los años en que los Mac se convirtieron en el estándar en el mundo de la autoedición y las artes gráficas. Sin embargo, cuando en 1999 pidió que adaptaran al nuevo Mac OS X su software de edición de vídeo Adobe Premiere, la empresa se negó aludiendo a la escasa cuota de penetración de los Mac. La negativa a incluir Flash en iOS fue una excelente oportunidad de vengarse que Jobs no desaprovechó.

En cualquier caso, aquella carta abierta terminaba con un consejo que ha terminado por ser profético: "Quizá Adobe debiera centrarse más en crear grandes herramientas para el HTML5 del futuro, y menos en criticar a Apple por dejar atrás el pasado".

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 5 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation